Quince años fusionando la cocina elaborada con la tapa

José Manuel Navarro muestra uno de sus platos./R. Aparicio
José Manuel Navarro muestra uno de sus platos. / R. Aparicio

José Manuel Navarro convirtió su proyecto de fin de carrera de La Cónsula en un innovador restaurante que hoy es todo un referente de Nueva Málaga

Rossel Aparicio
ROSSEL APARICIOMálaga

Fue su proyecto de fin de carrera cuando estudiaba en La Cónsula y también la semilla que acabó por germinar en forma de restaurante en un local de la ambientada calle José Iturbi de Nueva Málaga. José Manuel Navarro tenía la ilusión de abrir un establecimiento de restauración que aunara la cocina elaborada e innovadora con las populares tapas. «Nos encanta tapear, ¿por qué no hacerlo con propuestas algo más innovadoras y elaboradas? Eso me pregunta y eso quise hacer», cuenta. Y el 3 de junio de 2004 abrió por fin su restaurante que esta semana ha cumplido 15 años de trayectoria. Comenzó su andadura como 'El Rincón del Tapeo' aunque, dos años después, lo rebautizaron con su nombre actual: Tapearte, un local de referencia en la barriada que ahora ocupa el doble de espacio que el original. «Estamos orgullosos de lo que hemos conseguido estos años. Tenemos clientes que incluso vienen a comer 4 ó 5 veces a la semana lo que nos obliga a cambiar la carta y mantener un nivel de exigencia muy alto», indica Navarro. En sus orígenes la carta la conformaban ofertas más sencilla pero, poco a poco, comenzaron a «complicarla», en palabras de José Manuel, con ofertas gastronómicas diferentes y cada vez más minuciosas al paladar.

Esta pasada semana en Tapearte festejaron por todo lo alto el cumpleaños del negocio invitando a clientes a degustaciones de platos elaborados específicamente para la efemérides. «Queríamos celebrarlo con los clientes que nos han apoyado todos estos años y con los vecinos de la zona. Es una fecha redonda la que alcanzamos», opina, orgulloso, el 'alma mater' del negocio. Para ellos prepararon suculentos bocados como porra con helado de aceite de oliva, fritura de verdura con huevo frito, calamar relleno de butifarra o rebanada de atún de almandraba, por citar algunos de ellos.

Instantes de la celebración del aniversario del local. / Daniel Maldonado y R. Aparicio

Una carta viva e innovadora

El secreto del éxito de Tapearte reside, en opinión de su impulsor, en una carta viva, que cambia e innova, junto con el esfuerzo que hacen por cuidar la difícil relación calidad-precio en una cocina que comanda Francisco Lara. En su local la boca se hace agua nada más leer los platos que ofrece: atún en manteca, ventresca de atún, bacalao gratinado con alioli suave, rebaná de jabalí o revuelto de setas con huevo y foie, son algunas de las sugerencias. La bebida también ocupa un lugar destacado porque, Navarro, como experto en sala que es, mima mucho al detalle el vino que ofrece a sus clientes, primando siempre los locales. En este restaurante reina un ambiente familiar y vecinal con un toque más que creativo en sus platos.

Te puede interesar