Málaga en la Mesa

UN ANFITRIÓN DE LUJO

José Gómez, propietario del grupo La Reserva.
José Gómez, propietario del grupo La Reserva. / ÁLVARO CABRERA
  • El restaurante Pórtico de Velázquez albergó la final del Concurso de Tapas Málaga en la Mesa

El Concurso de Tapas Málaga en la Mesa, organizado por SUR, volvió a contar con un anfitrión de lujo para esta edición, el restaurante Pórtico de Velázquez, perteneciente al grupo La Reserva. Este impresionante establecimiento situado en el distrito de la carretera de Cádiz ofreció sus magníficas instalaciones para la organización del evento y para la entrega de los premios.

Durante la fase final, entre los aspirantes a los distintos galardones hubo mucha unanimidad en cuanto a la cocina. Los diez candidatos pudieron comprobar la amplitud de este espacio y el equipamiento con el que cuentan. No en vano, el propietario del grupo empresarial al que pertenece este restaurante, José Gómez Rueda, explicaba que hay dos cocinas dentro del establecimiento, «una para preparar la comida cada día y otra para los eventos especiales, como celebraciones y otras reuniones».

Pórtico de Velázquez cuenta con un capacidad para 500 personas, por lo que resulta propicio para muchos eventos multitudinarios, como bodas, bautizos, comuniones, encuentros profesionales, presentaciones oficiales, entre otros. Todos ellos encuentran el espacio idóneo en un ambiente estudiado con el más mínimo detalle. El propietario del grupo La Reserva destaca que cada fin de semana no faltan allí las celebraciones familiares. Del mismo modo, cada semana es habitual que se reúnan en el establecimiento tanto profesionales como empresarios.

Pero si hay algo que diferencie a éste de otros restaurantes es su versatilidad. Tal y como explica, Gómez Rueda allí se trabaja todo el día, desde el desayuno a la cena, pasando por los distintos eventos.

Además de ese espacio amplio para distintos encuentros, otro de los pilares sobre los que se sustenta Pórtico de Velázquez es lo que se prepara en sus fogones. Con materia prima de altísima calidad, exquisita elaboración y un servicio caracterizado por la seriedad y profesionalidad, allí se ofrece «una cocina tradicional y mediterránea», como define Gómez Rueda. Entre sus últimas novedades, este restaurante ha introducido una parrilla al carbón para darle a las carnes un toque inconmensurable.

El propietario de este grupo empresarial lleva apoyando desde la primera edición este evento haciendo de anfritrión. «En las cosas que hacen la gente joven, y si es malagueña, mejor todavía», explica.

Este establecimiento tiene la garantía del grupo hostelero La Reserva, que cuenta en Málaga con una decena de establecimientos de prestigio en la provincia de Málaga, como son la Reserva del Siglo, la Reserva de Antonio, el restaurante del Centro de Arte de la Tauromaquia, el Museo de la Ginebra, la Reserva 12, la Reserva del Pastor o la Reserva del Siglo, entre otros.