Helados vestidos a medida

Helados vestidos a medida

Ideas para convertir la golosina más clásica del verano en un postre de fantasía

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

En verano no hay nada más socorrido para un postre especial que el helado. Pero con un toque podemos convertir el helado en la base de un postre más divertido. Contrastes de textura y de temperatura con toppings y salsas; bases distintas, incluso cócteles helados, son un punto final delicioso para cualquier reunión.

Los toppings y salsas van muy bien con helados de vainilla (mantecado en la heladería clásica), nata, stracciatella o avellana. Las más básicas son las de chocolate. Para hacer una salsa rápida de chocolate (negro, con leche o blanco), llevamos a ebullición en un cazo 200 ml de nata (un brick pequeño) y 100 ml de leche. Cuando arranque el hervor, vertemos la mezcla sobre 150 g de chocolate negro o con leche o 200 g de chocolate blanco troceado. Removemos suavemente hasta que se funda y se incorpore bien. Servimos caliente sobre el helado.

La salsa de caramelo salado también es excelente, porque el punto de sal realza el dulce del helado. Necesitamos preparar un caramelo derritiendo en un cazo 100 g de azúcar. Cuando el caramelo adquiera un color dorado, apartamos del fuego y añadimos 50 g de mantequilla salada. No se preocupe si la mezcla se endurece. Luego volvemos a poner el cazo a fuego suave y agregamos 300 ml de nata. Removemos hasta obtener textura de salsa y servimos caliente sobre el helado.

El complemento perfecto para estas salsas son los frutos secos y las semillas, que podemos tostar o caramelizar. Para caramelizar nueces, primero las escaldamos un par de minutos en agua hirviendo. Desechamos el agua y reservamos las nueces. Ponemos otro cazo al fuego con 150 ml de agua y 225 g de azúcar. Cuando arranque a hervir, removemos hasta disolver por completo el azúcar, añadimos las nueces, bajamos el fuego y las cocemos en el almíbar 15 minutos, removiendo con cuidado de no romperlas. Las sacamos y las extendemos sobre un cedazo o un colador amplio separadas, para que escurran bien.

Luego ponemos a calentar aceite limpio para freír y cuando esté a temperatura (180º), añadimos las nueces en pequeñas tandas y las dejamos unos segundos hasta que se doren. Las retiramos y las pasamos a un papel de horno, de nuevo separadas, y las dejamos enfriar. Una vez frías, les damos unos toquecitos con papel de cocina para retirar el exceso de aceite y las guardamos en un tarro cerrado hasta el momento de usarlas. Si queremos caramelizar pipas de girasol o de calabaza, ponemos a calentar el horno a 170º y preparamos una placa con un papel de hornear por encima. Batimos una clara de huevo hasta que esté bastante espumosa y preparamos un cuenco con 120 g de azúcar que pasaremos por la thermomix o por un molinillo de café unos segundos para dejarla fina (no demasiado).

Cócteles helados

En los merenderos de playa un postre habitual es el helado de turrón o la tarta al whisky con un chorrito de whisky. Eso está al alcance de cualquiera, y también se puede probar el limoncello con un buen helado de limón, el Mangocello (nuevo licor de la firma axarqueña Trops) con helado de mango, el vodka con helado de fresa natural, o el helado de chocolate con brandy, por ejemplo. Si quiere algo más elaborado, puede encontrarlo en la edición online estadounidense de la revista 'Cosmopolitan', en este enlace: https://www.cosmopolitan.com/food-cocktails/g10234745/ice-cream-cocktail-recipes/, o en Brit+Co, en el enlace https://www.brit.co/boozy-ice-cream-cocktails-shakes/, donde se ofrecen hasta 21 recetas divertidas, fáciles y muy tentadoras.

Pasamos las semillas por la clara, las disponemos separadas sobre una bandeja y las espolvoreamos con el azúcar hasta emborrizarlas bien. Las pasamos a la placa de horno y las horneamos 20-25 minutos, hasta que estén doradas y no pegajosas. Las dejamos enfriar y listas para usar. Otros contrastes crujientes interesantes podemos conseguirlos añadiendo tejas, las galletas que prefiramos o tortas de aceite (tipo Inés Rosales) desmigadas. Un helado de limón o naranja con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y migas de torta de aceite es una opción estupenda.

En España no tenemos tradición de 'tunear' helados, pero en EE UU son maestros en ese arte. En Italia se utilizan elementos como merengues duros desmigados sobre cualquier helado o acompañamientos como babás (en Nápoles) o brioches (en Sicilia, haciendo un curioso 'bocata' de helado). Un clásico estadounidense es el Bananas Foster Sundae, que lleva una base de helado de vainilla. La salsa caliente que lo acompaña se prepara calentando en una sartén antiadherente 1 cucharada de mantequilla. Una vez derretida a fuego bajo, se añaden 3 cucharadas soperas de azúcar moreno, 1 cucharada sopera de zumo de naranja, 1 de ron moreno, 1/2 cucharadita de canela y un poco de nuez moscada recién molida.

Recomendaciones

Ignacio Mira
Si no tiene ganas de tunear, o si desea conseguir buenos helados para la base de sus postres, Ignacio Mira siempre es una buena opción. Helados artesanos como el mantecado, nata o straciatella y gran variedad de sorbetes. Dirección: Avda. Mayorazgo, 22 (Málaga). Teléfono: 952213659. Web: http://ignaciomira.com/
Heladerías Valentino
Helados artesanales al estilo italiano, además de una gran variedad de sabores de fantasía, aquí dominan clásicos italianos muy 'tuneables' como la nocciola (avellana) o la stracciatella. Dirección: Avda. José Ortega y Gasset, 90, y C/ Río Guadiana, 4 (Málaga). Teléfono: 952 330245. Facebook: Heladerías Valentino Málaga.
Zali
Es una de las tiendas de frutos secos y chucherías más clásicas de la ciudad, donde se pueden encontrar frutos secos y semillas crudas, garrapiñadas recién hechas y diversos toppings de chocolate; desde conguitos hasta galletas y copos crujientes recubiertos. Dirección C/ Moreno Carbonero, 10 (Málaga). Teléfono 952216873.
Pastelería Daza
Puestos a convertir un helado en un postre de altura, los ingredientes tienen que ser de máxima calidad. En Daza, además de pastelería creativa, hacen excelentes tortas de aceite, tejas, hojaldres, bizcochos y merengues. Dirección: C/ Correo de Andalucía, 4, L-11 (Málaga). Teléfono: 663670659. Web: http://pasteleriadaza.com/

Se mezcla todo en el fuego y se añaden 3 plátanos cortados en rodajas y 2 cucharadas de nueces picadas. Se cocina suavemente la mezcla hasta que las rodajas de plátano empiecen a reblandecerse (3-4 minutos). Se sirve caliente con el helado. Si queremos hacer nuestro propio helado Málaga, elegimos un buen Málaga Dulce, PX dulce o moscatel e hidratamos en él unas pasas de Málaga. Luego sacamos las pasas, servimos el helado de vainilla con las pasas mezcladas y regamos el helado con el vino. Si queremos llevar el helado al mundo de la coctelería, una opción es la copa de piña colada. Necesitamos helado de coco, y por cada bola, 1 medida de ron blanco y 3 de zumo de piña de buena calidad. Metemos todo en la batidora y le damos unas vueltas. Servimos de inmediato. Otras opciones son trozos o coulis de frutas frescas o incluso de manzana asada. ¡Imaginación al poder!