La gran noche de la hostelería de Málaga

Foto de familia de los galardonados. /Migue Fernández
Foto de familia de los galardonados. / Migue Fernández

Los hosteleros distinguen a Los Marinos José, Charo Carmona, Santiago Domínguez, Fernando Rueda y a la coctelería Chester & Punk durante su primera gala anual

JUAN SOTOMálaga

Los hosteleros de la provincia vivieron este jueves su noche grande durante la primera Gala de la Hostelería de Málaga, un evento que ha servido para defender (y presumir) de la importancia de un sector que genera 76.000 empleo y una importante riqueza en la provincia. Más de 300 personas entre profesionales, proveedores, representantes del sector turístico y autoridades asistieron a la Hacienda Nadales para distinguir a las personas que más han destacado a lo largo del último año. El restaurante Los Marinos José, de Fuengirola; Fernando Rueda, de Gastroarte; la restauradora Charo Carmona, de Antequera; Santiago Domínguez, de Marbella y la coctelería Chester & Punk, de la capital, fueron los premiados en esta primera edición.

Al inicio del acto, el presidente de la asociación Málaga Hostelería, Javier Frutos, consideró que este evento ayuda a aumentar el valor de la hostelería en la mejora de Málaga como destino líder «por su influencia en la generación y mantenimiento de puestos de trabajo». Además añadió que los premios nacen con el firme propósito de convertirse «en referencia clara del sector en el conjunto de Andalucía». Sobre los ganadores, que posteriormente fueron subiendo al escenario, dijo que son un ejemplo a seguir y destacó la valía de cada uno de ellos, ya que «ha demostrado entrega, pasión, trabajo e ilusión por aportar calidad y originalidad a la hostelería malagueña» en sus diferentes ámbitos.

Tras las palabras de Frutos, la concejal en funciones de Turismo, María del Mar Martín Rojo, (el alcalde tuvo que marcharse a otro acto) destacó que la hostelería ha contribuido a cambiar la imagen de la ciudad gracias a la calidad y valoró que los empresarios «habéis hecho un esfuerzo muy importante durante los últimos años y habéis tenido la clave del éxito: la unión hace la fuerza».

Aunque desde fuera de la sala, en el acto también quiso estar presente el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que se grabó un vídeo para felicitar a los hosteleros y asegurarles que desde el Parlamento andaluz «vamos a poner de nuestra parte para que la hostelería brille con luz propia».

Los premiados

El primero en subir al escenario fue Santiago Domínguez, hasta hace unos meses responsable del restaurante Santiago de Marbella que recibió el premio a la Trayectoria Hostelera. De Santiago reconocieron su «trayectoria intachable de entrega, trabajo y calidad, que son los tres pilares de la buena hostelería». Santiago admitió que la hostelería no tiene las cosas fáciles pero vaticinó que se saldrá de todos los problemas porque el sector tiene ganas y energía. «Muchas gracias por este premio tan inesperado», dijo.

El premio al Mejor Restaurante del Año fue para Los Marinos José, de Fuengirola, que fue distinguido por su interés en la mejora continua de la empresa hostelera y su compromiso con Málaga en la construcción de un concepto de gastronomía de alta calidad con producto local. El reconocimiento fue recogido por José Sánchez, uno de sus propietario, quien se mostró especialmente emocionado al acordarse de su familia. «Si recibimos este premio de parte de los hosteleros, que somos los mayores críticos, es que algo estaremos haciendo bien». 

A continuación fue el turno de Charo Carmona, la responsable del restaurante Arte de Cozina de Antequera, que fue reconocida con el galardón Valores de la Gastronomía en atención a su esfuerzo y dedicación por trabajar en las bases de la cocina tradicional malagueña y recuperarlas como sinónimo de calidad y respeto a la tradición. Carmona apuntó que trabajar todos los días en algo que te gusta es un placer diario. «Lo que comemos a diario es lo que tenemos que enseñar al mundo».

La coctelería Chester&Punk recibió el premio a la Innovación y a sus responsables se les valoró como recuperadores de la tradición local y su adaptación al tiempo actual en lo relativo a locales, oferta y producto. Este fue uno de los momentos más emotivos de la gala, ya que el premio lleva el nombre de Javier Fernández, el inolvidable 'Javi Chancla', fallecido en febrero del año pasado. Los hermanos Germán y José Simón agradecieron el galardón y explicaron que su único deseo es recuperar la coctelería malagueña.

Por último, Fernando Rueda, el fundador de Gastroarte, recibió la insignia de Embajador de la Hostelería de Málaga. En su caso explicaron que el premio se justifica por su trayectoria y por su capacidad para representar la tradición, la calidad y la ilusión por el sector de la hostelería malagueña como referente de calidad. Rueda dijo que lo hará «con mucho honor y con mucho gusto» y tuvo unas palabras especiales de cariño para los cocineros de Gastroarte. «Os doy mi palabra de honor de que llevaré con total dignidad esta distinción y que estaré siempre que me necesitéis».

El encargado de cerrar el acto fue el presidente de la Diputación Provincial, Francis Salado, quien aseveró que la hostelería es una de las mejores formas de conquistar al turista «con los olores y sabores de nuestros fogones» y destacó la alta cualificación del sector desde las diez estrellas Michelín a quienes cada día «ayudan a hacer una importante estela».