El Chiringuito de Marbella: El club de playa de Puente Romano

El Chiringuito de Marbella: El club de playa de Puente Romano

Todos los días y hasta las doce de la noche el cliente puede disfrutar de una carta de corte internacional

ENRIQUE BELLVER

El Chiringuito, así se le llama y así se bautizó el club de playa de uno de los hoteles que más han apostado por la alta cocina y el producto de calidad de toda la Costa del sol sin excepciones, me refiero al complejo hotelero de Puente Romano. Todos los días y hasta las doce de la noche el cliente puede disfrutar de una carta de corte internacional, con pocas concesiones a la cocina de vanguardia y muchas al clasicismo con mayúsculas, que es lo que el cliente de este tipo de establecimientos anda buscando, junto con una selecta coctelería apropiada para disfrutar de una puestas de sol impagables.

La cocina es responsabilidad directa de Tomas Stock, chef ejecutivo del hotel y, como no podía ser de otra manera, la supervisión de todo lo que se cuece en los fogones de este lujoso hotel, tiene el sello inconfundible de uno de los grandes cocineros que hemos tenido y seguimos teniendo en Marbella, Simón Padilla.

Una situación inmejorable, con mesas en la misma arena de la playa y con otro espacio elegante y más tranquilo, hacen de El Chiringuito un espacio gastronómico y de relax que no hay que perderse. Un daiquiri de pepino y menta de entrada y unos mejillones Pastis pueden ser el aperitivo ideal. Luego, clásicos como el calamar a la andaluza o un solomillo gallego troceado y servido con patatas y salsa bearnesa. El servicio, muy profesional.