De menú: cuatro días con mucho sabor

La plaza comenzó a animarse a mediodía de ayer. /Salvador Salas
La plaza comenzó a animarse a mediodía de ayer. / Salvador Salas

La plaza de La Marina acoge hasta el domingo la sexta edición del Málaga Gastronomy Festival

ALEJANDRO DÍAZ

El mestizaje, la fusión y la creatividad siempre han ido de la mano de Málaga. Forman parte de su cultura y, por tanto, de su gastronomía. Así se pudo comprobar ayer en la inauguración del Málaga Gastronomy Festival, que celebra su sexta edición en la plaza de la Marina, donde once restaurantes de la provincia ofrecen hasta el domingo algunos de sus platos estrella. El recorrido a través de los distintos expositores sirve para configurar diferentes menús, tantos como visitantes pasen estos días por este evento con mucho sabor.

Hay restaurantes que acuden por primera vez, como es el caso de Casa Bellota, ubicado en la calle Molina Lario y regentado por los hermanos Rodrigo y Gregorio Carnevali, de quienes entre sus propuestas para el festival destaca una ensaladilla rusa tradicional con una esferificación de aceituna que le aporta un toque untuoso que potencia su sabor.

Otros son «repetidores», como reconoce Reyna Traverso, chef de la antojería –un tipo de local mexicano– La Niña Bonita, ubicada en la zona del Soho. Su sencillez no está reñida con una propuesta variada que reivindica los productos de kilómetro cero y de comercio justo. No en vano, algunos de los ingredientes típicamente mexicanos están cultivados en la zona de Coín. También les gusta trabajar el producto de una forma artesanal:las célebres tortitas para los tacos están cocinadas de forma casera y con su propia masa. «Nos gusta este evento por la visibilidad, pero también por el compañerismo y buen ambiente que se vive entre todos los participantes», subraya Traverso.

Durante el recorrido por los diferentes expositores, el visitante puede hallar todo tipo de curiosidades. Por ejemplo, al segundo mejor abridor de ostras de España según el Salón del Gourmet de Madrid. Se llama Elias Tang y es el jefe ejecutivo de La Medusa Ostería, un negocio que trabaja 16 tipos de ostras diferentes y cuya propuesta para el evento no puede ser más refrescante, como las ostras amélie francesas acompañadas por un buen champán o cava.

En un festival gastronómico no puede faltar la presencia de la comida oriental. Takumi, con locales en Málaga y Marbella, acude con tres platos que reivindican la cocina tradicional japonesa. El 'nambanzuke' de pescado blanco con sésamo y wakame fresca, la ensalada 'sunomana' con 'shimesaba' de caballa y la tempura roll de langostinos y espárrago en tempura con mayonesa de kimchi completan una de las propuestas más sugerentes del evento culinario.

Once restaurantes y más de cincuenta actividades protagonizan un evento que ofrece propuestas para todos los gustos

El restaurante Cávea también está presente con una propuesta de fusión en la que es posible degustar un pan bao relleno de pringá tradicional, mayonesa de carne y crudités o un rollito de chimichanga con guacamole, así como una revisión de la ensaladilla llamada 'La causa Malagueña'. Un sabor a Málaga que encuentra su máxima expresión en la caseta con la que la marca homónima (Sabor a Málaga)acude al evento y que brinda un sinfín de vinos y quesos que reivindican las raíces de esta tierra. La marca de la Diputación también aporta cocineros de todas las comarcas de la provincia, así como de Andalucía, para que la esencia de la gastronomía de la zona no se pierda entre tamaña diversidad de propuestas.

En la agenda de hoy

12.00 horas.
Taller-cata de AOVE con la colaboración de la Obra Social La Caixa.
13.00 horas.
Taller-cata maridaje de Esplendor de Vardon Kennett y ostras Amélie.
14.30 horas.
Concierto de Wasabi Cru.
17.00 horas.
Showcooking de cocina popular japonesa con Antonio Jiménez (Takumi) y Luis Rodríguez (bloguero de Japonismo).
20.00 horas.
'Memoria, tierra y cuchara', a debate con Pilar Salas, Carmen Alcaraz del Blanco, Ana Vega Pérez de Arlucea, Jorge Guitián y Anna Mayer.
21.30 horas.
Concierto de Marintencionados.

Batik, Yubá, Ali-Olé, La Calle Burguer, Bertani y Excelsia completan los once restaurantes malagueños que permanecerán durante estos días ofreciendo lo mejor de sí a quienes decidan dar un paseo por la plaza de la Marina. Todas las tapas cuentan con un precio económico que oscila entre los tres y cuatro euros aproximadamente.

Actividades paralelas

Más de cincuenta actividades, tales como talleres, catas, degustaciones con destacados chefs del panorama nacional, sorteos y conciertos de música también serán protagonistas de unas jornadas que harán de la gastronomía un espacio de encuentro también con la diversión y el aprendizaje. Y las mañanas del sábado y del domingo están pensadas para acercar esta rama de la cultura, que es la gastronomía, a los más pequeños a través de talleres de cocina, alguno de ellos, impartidos por Evelyn, que a sus 11 años fue semifinalista 'Masterchef Junior'.

Como territorio invitado, Jaén reivindica la sencillez y algunos de los mejores aceites de oliva

Como en cada edición, y ya van seis, el Málaga Gastronomy Festival cuenta con un espacio dedicado al 'Territorio Invitado', una responsabilidad que este año recae sobre Jaén, cuya estrella Michelin, Pedro Sánchez (Bagá) abanderaba precisamente ayer la representación de la tierra con una demostración de su cocina. Además, la provincia jiennense cuenta con su propio expositor. Allí es posible degustar una apuesta por la tradición y las raíces de la gastronomía de una tierra marcada por sus olivares y su aceites de oliva con denominación de origen. Como todos los participantes, los responsables han elaborado un menú de tres platos, donde lo tradicional se une a la innovación. Es el caso de uno de los platos más típicos:el 'ajoatao', una especie de emulsión que tiene como base la patata, el aceite de oliva y el ajo, y sobre la que se esparce una picada de lomo de orza. El resultado es excepcional, como lo es el del 'recluta':un plato de raíz y de centro de mesa a base de pan tostado o frito, anchoa y tomate.

Por último, se ha optado por una revisión de la típica pipirrana pero con atún de almadraba y un poco de gazpacho. «La gente se anima y prueba nuestra gastronomía; es una forma de conocer nuestra provincia y demostrar que, a través de la sencillez, también se puede conquistar el paladar», asegura el responsable del estand de la Diputación de Jaén, Juanjo Mesa. Si hay un producto estrella que no puede faltar en un expositor andaluz, y menos si este representa a Jaén, es el aceite de oliva. Durante estas jornadas se realizarán catas para aprender a distinguir las intensidades y matices que ofrecen algunos de los mejores aceites de oliva que se puedan probar en el mundo entero.