Vinotinto: Amor a la buena mesa en Fuengirola

Un plato de sardinas de la carta estival.
Un plato de sardinas de la carta estival. / Foto: Daniel Maldonado

Este pequeño rincón en Fuengirola con una conjunción perfecta entre vino, cocina y servicio

ESPERANZA PELÁEZMálaga

Después de toda una vida en la hostelería, José Antonio Flores, profundo conocedor y amante del vino, apostó por un local pequeño en el mismo centro de Fuengirola para poner en marcha su proyecto más personal. En conjunción con el chef Baltasar Díaz y con un equipo de sala sólido, exquisitamente profesional y muy amable, ha logrado cimentar en pocos años un restaurante que, sin duda, vale la pena conocer.

Situado en un rincón de la plaza del Ayuntamiento, una terraza montada con discreta elegancia anuncia el sello de una casa donde nada es estridente, pero que depara muchas sorpresas.

La sala, de decoración moderna, cómoda y acogedora, predispone al disfrute. La carta de vinos hace honor a la condición de enófilo del propietario. Amplia sin ser abrumadora, con diversidad de denominaciones de origen, variedades de uva y tipos de vino y una medida relación calidad-precio que permite disfrutar y hacer descubrimientos. Y la cocina, que cambia para ofrecer los productos en sazón en cada temporada, armoniza perfectamente producto, técnica y un punto creativo que al final, en los postres, termina dejando la sensación de haber disfrutado de un gran restaurante clásico de esos que van escaseando.

Datos de interés

Dirección:
Plaza del Ayuntamiento, s/n (Fuengirola)
Teléfono:
952473371.
Cierra:
Domingos.
Precios
Carta 50 euros

Para su proyecto más ambicioso desde el punto de vista gastronómico, José Antonio Flores buscó a un chef joven pero experimentado, el malagueño Baltasar Díaz, discípulo de Martín Berasategui, junto al que permaneció más de diez años incluyendo una etapa al frente del restaurante Santo, de Sevilla, que coronó con el logro de una estrella Michelin. Berasategui no solo acudió a la inauguración de Vinotinto, sino que permitió a Díaz meter en la carta uno de sus ‘hits’, la milhojas caramelizada de foie y anguila ahumada, ya también un clásico de la carta del restaurante junto a creaciones de Díaz como la emulsión de coliflor, ahora con blinis de patata, huevo a baja temperatura y caviar de Riofrío, o el atún rojo, en verano con una refrescante presentación con soja y bombones de yogur de wakame. En la carta de temporada brilla también el taco de corvina con chipirones y kimbombo (okra) y, en la parte de carnes, la presa ibérica con verduritas crujientes y salsa Perigueux.

Los amantes de platos clásicos y esenciales tienen opciones, tanto en los entrantes, donde junto a la cocina creativa se ofrecen excelentes anchoas del Cantábrico, ibéricos y quesos, como en los principales. Mariscos y buenas carnes rojas no faltan. Pero hay que dejar sitio a los postres, que se elaboran al momento. El pastel tibio de reineta con helado de vainilla thai es un botón de muestra de la seriedad y delicadeza de la cocina de esta casa.

José Antonio Flores ha cuidado cada detalle de Vinotinto. Una completa carta de vinos con una relación calidad-precio bien ajustada, un espacio y un servicio acogedores y el chef Baltasar Díaz como valor seguro al frente de la cocina / FOTO: Daniel Maldonado

Fotos

Vídeos