Los vinos históricos andaluces brillan en Madrid

Mesa redonda sobre la moscatel, y Juan Muñoz recibiendo el premio de José María Losantos./
Mesa redonda sobre la moscatel, y Juan Muñoz recibiendo el premio de José María Losantos.

El viticultor y bodeguero axarqueño Juan Muñoz, distinguido en el Congreso Internacional

SUR

Los vinos tradicionales andaluces son una joya enológica, y el creciente aprecio por ellos se ha puesto de manifiesto esta semana en el I Congreso Internacional de Vinos Tradicionales Andaluces, que se ha celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, con la concurrencia de profesionales del vino de toda España (enólogos, sumilleres, distribuidores, etc.) en el público y algunos de los más destacados representantes de las cuatro D. O. históricas entre los ponentes. Además, la cita se ha aprovechado para analizar la proyección de las uvas autóctonas andaluzas en nuevos productos vinícolas, y para distinguir a algunas de las más importantes personalidades de los vinos andaluces con los I Premios Capataz de Oro, uno de los cuales ha recaído en Juan Muñoz, director de las bodegas Antonio Muñoz Cabrera (Dimobe) de Moclinejo y el mejor exponente de la convivencia de tradición e innovación en los vinos malagueños.

Los consejos reguladores de las cuatro denominaciones de origen históricas del vino andaluz: Jerez, Málaga, Montilla-Moriles y Huelva, han sido los promotores de un congreso que inauguró la consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, con el secretario de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Fernando Miranda; la vicerrectora de Innovación de la Universidad de Córdoba, Julieta Mérida; el director de la Fundación Caja Rural del Sur, Emilio Ponce, y Juancho Asenjo, director del congreso.

En la jornada previa al inicio de las ponencias, Juan Muñoz recibió del presidente del Consejo Regulador de la D. O. Málaga, José María Losantos, el Premio Capataz de Oro, con el que también se distinguió a Antonio Sánchez, enólogo y propietario de las bodegas Toro Albalá de Montilla-Moriles, y a Alberto García de Luján, quien fuera director del Rancho de la Merced, centro de investigación de la uva y el vino ubicado en Jerez.

En el congreso hubo otros representantes malagueños, como los bodegueros Clara Verheij, Lauren Rosillo y Telmo Rodríguez, que participaron en mesas redondas como la celebrada en torno al futuro de la uva moscatel, y en catas dirigidas para dar a conocer las diferentes tipologías de vinos, y el historiador Fernando Rueda, encargado de ofrecer una ponencia sobre la influencia del vino en la forja del paisaje, la cultura y la economía andaluzas.