Viaje a la antigua Roma en Marbella

Viaje a la antigua Roma en Marbella

Aitor Perurena y Firmana proponen visitas a la villa romana de Río Verde con menú sobre los alimentos que aparecen en sus mosaicos

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

Descubrir una Marbella desconocida, poner en valor el patrimonio histórico de la ciudad y vivir una experiencia gastronómica con un viaje sensorial a la Roma Imperial es la propuesta que la Asociación Firmana de Marbella ha puesto en marcha en colaboración con el chef Aitor Perurena. Una experiencia cultural y gastronómica cuyo menú se basa en un mosaico romano muy especial, el de la Villa Romana de Río Verde (siglo II), cuya rareza reside en ser el único en el mundo cuyos motivos decorativos representan exclusivamente utensilios de cocina y alimentos de la época.

Espárragos, ostras, conejo o liebre, costillas de cerdo, ajetes o cebolletas; frutos rojos, salmonetes de roca o perdices son los alimentos representados, sobre los que Perurena construye el suculento menú con el que culmina la experiencia tras la visita a la Villa Romana de la mano de Isabel Núñez, arqueóloga, guía intérprete del Patrimonio y presidenta de Firmana. Platos como perdiz escabechada con zanahorias encurtidas, huevo 'pre-frito' con trigueros a la parrilla y AOVE, ostras, salmonete de roca con parmentier de cebolletas y piñones, costilla de ternera lacada y dátiles glaseados o requesón con miel, yogur, frutos rojos y lima.

Fechada en el siglo II d. C., la Villa de Río Verde constituía la vivienda de los propietarios de una explotación rústica dedicada posiblemente a la agricultura y a las salazones. Compone, junto con las Termas Romanas de Las Bóvedas, la Basílica Paleocristiana de Vega del Mar y el asentamiento fenicio de Río Real, el patrimonio arqueológico de Marbella, un tesoro desconocido que prueba que el enclave no fue descubierto para su disfrute en el siglo XX, sino mucho antes.

Fotos

Vídeos