Subtropicales de la Axarquía para la alta cocina y la coctelería

Los chefs Benito Gómez, Aitor Perurena y José Carlos García, durante la ponencia de subtropicales en Madrid Fusión./E. P
Los chefs Benito Gómez, Aitor Perurena y José Carlos García, durante la ponencia de subtropicales en Madrid Fusión. / E. P

Sabor a Málaga apuesta por el aguacate y el mango en su presentación oficial en el escenario de Madrid Fusión

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

El aguacate y el mango ya son productos habituales en las cartas de los restaurantes, pero a menudo resulta difícil sacar el aguacate de las elaboraciones en crudo y el mango, de los capítulos de postres y ensaladas. Ayer, la marca promocional de la Diputación para la gastronomía malagueña, Sabor a Málaga, completó su participación en Madrid Fusión con un showcooking en el escenario central de la zona de exposiciones, donde tres chefs y un barman malagueños mostraron la versatilidad de estos frutos. Los protagonistas de la demostración fueron José Carlos García y Benito Gómez, ambos distinguidos con una estrella Michelin para sus restaurantes, José Carlos García (Málaga) y Bardal (Ronda); Aitor Perurena (Restaurante 1870, Marbella), y Víctor Varela (Chiringuito Varela, Torre del Mar), un joven mixólogo con un gran palmarés en concursos pese a su juventud.

Leonor García Agua, Jacobo Florido, Elías Bendodo y Juan Manuel Moreno, de Pan Piña
Leonor García Agua, Jacobo Florido, Elías Bendodo y Juan Manuel Moreno, de Pan Piña / E. P.

Ante un auditorio abarrotado en el que se habían hecho sitio también numerosos productores, restauradores y profesionales de la hostelería malagueños de visita en la feria, y con algo de retraso en el programa debido a la celebración, inmediatamente antes, del siempre reñido Concurso de Croquetas, José Carlos García ejecutó un postre semidulce con aguacate; un divertido trampantojo de panacota de aguacate, zanahoria y pasas, presentada con la apariencia de un trozo de aguacate sobre un merengue de limón. Benito Gómez, a continuación, rompió esquemas presentando un aguacate a la brasa con AOVE ahumado y crema de maíz dulce y picante. Aitor Perurena, por su parte, apostó por el mango, en una apetecible combinación con guisantes, panceta ibérica, mango encurtido y salsa de mantequilla. Para terminar, Víctor Varela realizó un cóctel con ginebra de mango Ballix, zumo de pomelo, puré de mandarina y pulpa de maracuyá, presentado en cáscaras de maracuyá con hielo picado a modo de vaso.

Entre el público se sentaba el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, que llegó acompañado de Enrique Colilles,director gerente de Trops, y de Jacobo Florido, diputado responsable de Sabor a Málaga. Bendodo y Florido tuvieron ocasión de hacer un pequeño recorrido por la zona expositiva de Madrid y, como primera impresión, el presidente comentó algo evidente para quienes han estado los tres días: que el expositor de Sabor a Málaga en la feria se había quedado “muy pequeño”. “Mi primera conclusión es que en siguientes ediciones de Madrid Fusión tenemos que crecer, porque aquí hay que estar y porque, a pesar de las reducidas dimensiones del stand, está teniendo más visitas que otros similares”, dijo. Además de los 14 productores que en estos días han acudido a presentar y ofrecer degustaciones de sus productos, el expositor de Sabor a Málaga se ha convertido en el punto de encuentro para los cocineros, profesionales de sala, distribuidores y empresarios de la provincia que han acudido a la Feria, pero también ha despertado curiosidad de otros visitantes, tanto por los productos expuestos, como por la propia marca. “En los últimos años, cada vez son más los responsables de administraciones e instituciones que se interesan por nuestra fórmula”, dijo Bendodo. “La verdad es que en los seis años que llevamos trabajando hemos logrado la adhesión a la marca de más de 800 productores a los que estamos apoyando en formación, en especialización y en internacionalización, y eso hace que las empresas se dimensionen, que se cree empleo y que la economía de Málaga crezca. Pero nuestra gran baza es la calidad de los productos”.

Bendodo explicó que la apuesta de este año por llevar como bandera los subtropicales de La Axarquía ha sido “un acierto”. “Estamos ante un sector que crece con dobles dígitos, que de forma espectacular aumenta las exportaciones y que factura ya por encima de los 250 millones de euros, lo que supone muchísimos empleos y oportunidades, pero en ediciones sucesivas podemos dar protagonismo a otros productos, sean los quesos, los aceites de oliva o los vinos, porque la fortuna de Málaga es tener una gran diversidad”. “Incluso”, avanzó, “Ahora mismo tenemos dos referencias fundamentales en el mundo de la cocina, una en el norte de España con San Sebastián Gastronomika, y otra, Madrid Fusión. Podemos plantearnos la posibilidad de que también en el sur hagamos cosas importantes vinculadas a la cocina”, avanzó.

En Madrid Fusión hay que estar, y a lo largo de estos días se han desplazado desde Málaga numerosos cocineros, empresarios de hostelería y de la distribución, la producción o el marketing gastronómico empapándose de novedades. En el stand de Málaga se han presentado, además de productos novedosos como la moringa en polvo, la primera cerveza artesana ecológica de España o el pan de molde de aguacate, los vinos ganadores de los últimos concursos de vinos y de AOVEs ‘Sabor a Málaga’, destilados, frutas tropicales, especias o panes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos