La Solana: Cocina creativa de cercanía

La Solana: Cocina creativa de cercanía

El mar como fuente de inspiración

Enrique Bellver
ENRIQUE BELLVERMálaga

Abraham Garrote es uno de los cocineros malagueños que tienen un futuro más prometedor. Es nuestro 'chef del mar' malagueño. Ese sentimiento se me ha reafirmado después de haber visitado por última vez La Solana.

Ya con el primer aperitivo se vislumbraba lo que iba a ir apareciendo en la mesa: toda una serie de platos inspirados en esa cocina creativa y, como no podía ser de otra manera, el compromiso con el producto de cercanía en La Solana viene fijado por el mar. Su cocina es un continuado homenaje al Mediterráneo y a nuestras costas, mar que, además de abastecerle de productos, es donde da rienda suelta su principal afición, la pesca submarina.

Datos de interés

Dirección:
Ramón y Cajal, 22
Teléfono:
951 25 97 48
Web:
restaurantesolana.com
Cierra:
Domingos noche y lunes.

Este deporte empezó a practicarlo en Huelva, lugar a donde acudió desde su Sevilla natal a cocinar, para pasar después por Inglaterra y regresar a Fuengirola, localidad donde abrió su primer restaurante que se trasladó más tarde a la actual ubicación.

En esta andadura siempre ha estado acompañado por Marta Galdiano, su esposa, una navarrica con la que conforma un tándem profesional perfecto, ya que la sala y la bodega son de su estricta responsabilidad. El maridaje propuesto en el menú de Abraham fue todo un atrevimiento y también un descubrimiento, pues Marta no dudó en combinar una serie de vinos muy desconocidos para la inmensa mayoría del público y que casaban perfectamente con los platos rabiosamente creativos que sustentan el menú del mar de La Solana. Finos, generosos, blancos tranquilos y hasta dulces componen la propuesta que se ofrece al comensal.

La Solana no es un restaurante exclusivo de cocina del mar. Las carnes, en especial de cerdo ibérico, y las verduras son un soporte de esa carta que Abraham tiene para aquellos clientes que se presentan sin haber reservado con antelación el 'Menú del mar', pues Marta se encarga de proveer desde las huertas navarras muchas de las verduras que nos vamos a encontrar en el plato.

Así, el cocinero del mar más creativo que tenemos en toda la Costa del Sol gusta de ir a la lonja, buscar pescados poco habituales en nuestra dieta o poco valorados, y transformarlos en propuestas repletas de sabor y coloridas en su menú. Su maravilloso atrevimiento comienza con un entrante de origen hindú, pani-puri relleno de aguacate y gambas, para continuar después con una hoja de shiso con ortiguillas y vieiras. No obstante me sorprendió mucho más la originalidad de una cañaílla con ajo negro, camarones que forman una especie de carpaccio muy potente. También aparece en el menú un toque peruano a través de un ceviche de quisquilla, aunque quizá el mayor derroche de fuerza en boca lo encontré en la hueva de choco con zanahoria morada y un escabeche de conejo (¡genial!). Otro de los platos más característicos de este menú fue un creativo revuelto donde las setas y gambas se fusionan en cada bocado.

La Solana está en esa línea donde la cocina experimenta un salto hacia delante muy cualitativo y se sitúa en la órbita de los grandes restaurantes creativos de Málaga. Cocina y sala se complementan a la perfección para hacer de cada menú una experiencia a recordar.

Hay que reservar este menú marino con antelación.

En vídeo:

Fotos

Vídeos