Ruta gastronómica: 'Sidroturismo' en Asturias

Ruta gastronómica: 'Sidroturismo' en Asturias

La Comarca de la Sidra, una inmersión en la cultura y gastronomía de un icono asturiano

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

No faltan razones para recorrer Asturias, pero por si a alguien no le bastaran naturaleza, patrimonio, algunos de los paisajes marineros más hermosos de la Península, y una cocina fastuosamente franca, también está la posibilidad de hacer 'sidroturismo', que es el término acuñado para la iniciativa lanzada por los municipios Bimenes, Cabranes, Colunga, Nava, Sariegu y Villaviciosa, en el corazón del principado, motor de la mayor parte de la producción sidrera. Y la propuesta permite desde hacer rutas senderistas a través de las 'pumaradas' o plantaciones de manzanos, hasta ver el proceso de elaboración y hacer catas en los 'llagares' (lagares), visitar el Museo de la Sidra de Nava, y, por supuesto, practicar el escanciado y sobre todo el disfrute gastronómico en las sidrerías. Todo se articula a través de la oficina de turismo de la Mancomunidad de la Comarca de la Sidra, y las posibilidades son enormes, pero el Museo de la Sidra de Nava es uno de los diez lugares más visitados y mejor valorados de Asturias, más allá del turismo temático. Como centro de interpretación, explica desde la parte agrícola (polinización, variedades de manzana utilizadas, trabajos de campo) hasta el proceso completo de producción y las diferentes tipologías, pero además se recrean ambientes, espacios y folclore relacionados con esta bebida. Y para comer, a pesar de que nos movemos entre seis pequeños municipios, entre todos juntan casi un centenar de sidrerías, la mayor parte de ellas centradas en la rica cocina regional (excelentes quesos y cecinas, fabes, carnes, elaboraciones caseras como croquetas, cebollas rellenas, patatas al cabrales en todas sus versiones...) y por lo general con una relación calidad-precio increíble.

Dónde comer

En Nava, una buena opción es la Sidrería Plaza (Pza. Manuel Uría, tel. 984842571), famosa, además de por su enorme cachopo, por sus 'cazuelinas' de guisos caseros y su estupenda relación calidad-precio. En Villaviciosa, Lena (www.sidrerialena.com) se define como una sidrería gastronómica y ofrece, además de versiones actualizadas y suculentas de platos clásicos asturianos, una carta de sidras de las mejores de Asturias y postres como el sorbete de sidra o la tarta de manzanas de sidra. Eso sí, el rango de precios sube algo, de 30 € a 55 € a la carta. También en Villaviciosa, pero en la ría, El Moreno es un establecimiento clásico de pescado y marisco con una gran carta de sidra.

El Museo de la Sidra de Nava (www.museodelasidra.com) es uno de los espacios más visitados del principado. Permite conocer todo el proceso de elaboracion de la sidra, desde el campo al llagar, además de su cultura y folclore, y ofrece la posibilidad de obtener una entrada combinada para el museo y un llagar en funcionamiento por el precio de 10 €, incluyendo una cata de sidras. Además, en la comarca hay otros llagares, desde el famosísimo llagar de Sidra el Gaitero (www.sidraelgaitero.com) que recibe cada año a miles de visitantes, hasta otros pequeños y tradicionales como Sidra Crespo (www.sidracrespo.es).

La oficina de turismo de la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de la Sidra tiene una completa página web (www.lacomarcadelasidra.com) que no solo ofrece información sobre pumaradas, llagares, sidrerías y alojamientos, sino también sobre eventos especiales, transporte, temporada...