Savanna: Un viaje por el mundo con esencia de sur

Savanna: Un viaje por el mundo con esencia de sur

Juanjo Mancebo se basa en las cocinas internacionales por las que ha pasado para crear una carta con un toque exótico y personal, pero con mente local

Marina Martínez
MARINA MARTÍNEZ

Lo había vivido en casa. El negocio familiar le dio tablas. No era extraño que, a los 15 años, Juan José Mancebo estuviera ya estudiando en la Universidad Laboral FP de cocina. Manuel Maeso le animó a no dejarlo. Y no lo hizo. Siguió al pie de la letra su consejo. En 2011 se marchó fuera de España y pasó cinco años formándose en distintos países como Reino Unido, donde ha trabajado con Nobu y Gordon Ramsay. Pero le 'tiraba' la tierra, y decidió volver. Directo al Grupo Dani García, sin olvidar Uvedoble y Vincci Hoteles. Hasta que le surgió la oportunidad de cocinar su propio proyecto. Como caído del cielo. Él también sentía la necesidad de «explotar», de «expresar» sus viajes «y hacer viajar a la gente en Málaga». Los hermanos Capote lo conocían desde pequeño. Volvieron a encontrarse. Y, casualidades de la vida, dentro del mismo terreno. Ellos, como propietarios de locales de hostelería en Teatinos; y él, como cocinero. «Vimos que la cocina funcionaba bien y nos apetecía explorar más este camino», explica Antonio Capote en referencia al cambio de bar de copas a restaurante, de D'Angels a Savanna, y su apellido de Exotic Food and Drinks, por aquello de la posibilidad de alargar las sobremesas con cócteles y copas sin necesidad de moverse.

Junto a sus hermanos Cristina, Salvador y José Manuel, Antonio lleva las riendas tanto de este renovado espacio como de El Hormiguero, una de las escalas más concurridas de la ruta de tapeo en la avenida Plutarco. Con Savanna, apuestan por una cocina más elaborada. La que alimenta Juanjo Mancebo: «Me dieron total libertad y no lo dudé». Dicho y hecho. En noviembre se pusieron manos a la obra y el pasado mes de febrero abría sus puertas ese lugar en el que su intención es hacer viajar al comensal con su carta propia. Una carta en la que se puede escoger entre un camino internacional y otro más local. Entre el solomillo con parmentier y la cazuela de presa ibérica, o el ceviche de lubina con leche de tigre y el pollo griego con salsa de yogur. Y con aperitivos que se salen de lo común como los dips de batata, yuca y plátano macho con guacamole.

Datos de interés

Dirección:
Avenida de Plutarco, 22
Teléfono:
952 914 503
Día de cierre:
No cierra.
Algunos platos:
iradito de presa:6,90; Berenjenas en tempura con salsa de albaricoque:5,20; Cordero ahumado: 14,90, Ensaladilla rusa con mayonesa picante: 7,40

Pero tampoco olvida recetas clásicas, a las que da su propio toque, como el caso de las berenjenas en tempura con salsa de albaricoque y miel o la ensaladilla rusa, que ofrece en dos versiones: la de langostinos (con mayonesa de langostino y semillas de amapolas) y la Savanna (con mayonesa picante y anguila ahumada). Intenta darle un toque exótico a sus platos Juanjo Mancebo, y sobre todo, diferente, jugando con sabores. De lo local, a lo internacional. Agenciándose incluso ingredientes de fuera, como el tomate amarillo de Holanda o el ají panca (una especie de chile). «Siento que estoy plasmando mis viajes en mi propia carta», reconoce con satisfacción este joven de 30 años que, a pesar de haber trabajado en grandes cocinas, no se arrepiente del regreso. Al contrario. Hacer su cocina le compensa.

 

Fotos

Vídeos