Ruta gastronómica Vejer, una escapada deliciosa

Ruta gastronómica Vejer, una escapada deliciosa

Variedad y actualidad culinaria en uno de los pueblos blancos más bellos de Andalucía

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

Vejer de la Frontera (Cádiz) está considerado con justicia uno de los pueblos más bellos de Andalucía. Pocos núcleos de población cercanos a la costa (solo 8 kilómetros lo separan de la orilla de la hermosísima playa de El Palmar) pueden presumir de haber preservado intacto un centro histórico lleno de patrimonio árabe y medieval que, en este caso, trepa por un laberinto de callejas blanquísimas hasta la cima del monte donde se ubica, ofreciendo una paz insólita y vistas inolvidables.

No todos los pueblos turísticos cuidan la calidad de su oferta gastronómica, pero una escapada a Vejer ofrece numerosas oportunidades de disfrutar de la despensa de la zona (carnes de vaca retinta, atún y otros pescados, quesos artesanos, verduras de huerta, tagarninas o espárragos en su temporada, vinos tradicionales de Jerez y vinos de corte actual producidos en la provincia) en restaurantes reconocidos dentro y fuera del pueblo cuyos precios, además, no son superiores a los de los restaurantes-trampa-para-turistas, que también los hay.

El pasado andalusí es el protagonista en la carta de El Jardín del Califa. Especialidades marroquíes y libanesas bien presentadas, opciones vegetarianas y producto local en un establecimiento reseñado en la Guía Michelin, igual que la cocina local moderna de Trafalgar o, en la playa, los pescados y arroces marineros de Casa Francisco 'El de Siempre'. Encanto, buen servicio y platos logrados rubrican el éxito de Casa Varo, local especializado en atún en una de las encantadoras calles que llevan a la iglesiadel Salvador. No lejos, la tabernita Viña y Mar se especializa en vinos de Jerez y tapas, justo frente a Ajonjolí, una magnífica panadería artesana.

Fotos

Vídeos