Ruta gastronómica: Sabores del interior de Cádiz

Ruta gastronómica: Sabores del interior de Cádiz
Málaga en la Mesa

Caza y vaca retinta, quesos, tagarninas y alfajores completan la belleza natural del Parque de los Alcornocales

E. PELÁEZ

Desde el Estrecho de Gibraltar hasta el límite con la Sierra de Grazalema, el Parque Natural de los Alcornocales, un conjunto de hermosas sierras atlánticas cubiertas de bosques de quercus, constituye uno de los espacios naturales más extensos e importantes de Andalucía, y también un pequeño paraíso para los viajeros gastronómicos.

Cocina de monte

Ganaderías de toros bravos y vacas retintas, cotos de caza, recolección secular de productos silvestres y una gran tradición panadera mantenida con esmero cimentan la oferta gastronómica del Parque de Los Alcornocales. En Alcalá de los Gazules, la cocina más famosa es la de la Venta Los Corzos (Ctra. A-381, Km 45, Tel.: 956 41 32 12). Estofado de venado y setas, lomo de venado al ajillo, conejo de campo o rabo de toro están entre sus especialidades. Con una cocina más evolucionada, la Venta La Duquesa, en Medina Sidonia (Ctra. Medina-Vejer, Km 7.700, Tel.: 956 41 08 36), ofrece gran variedad de cortes de vaca retinta y especialidades como la perdiz o las mollejas de retinta.

Una escapada de fin de semana permite disfrutar de todo un abanico de productos, algunos de los cuales, como las carnes de caza o verduras silvestres como las tagarninas, están en su mejor momento.

Dulces con historia

La repostería árabe en Medina Sidonia se perpetuó, paradójicamente, en los conventos, y hoy varias pastelerías elaboran artesanalmente, igual que hace siglos, sus famosos alfajores a base de miel de Grazalema, almendras, avellanas, harina y especias, los amarguillos, cremosos mazapanes con un toque de almendra amarga, o las tortas pardas, de masa mantecada rellena de cabello de ángel. En La Sobrina de las Trejas (www.lastrejas.com), Fermín, quinta generación de reposteros, muestra el proceso y los productos en la trastienda del obrador. También ofrece dulces visitas Aromas de Medina (www.aromasdemedina.com).

Hay dos paradas gastronómicas obligatorias en el recorrido. Una, en Alcalá de los Gazules, y otra, en Medina Sidonia. En Alcalá, la famosa venta Los Corzos ofrece guisos de caza mayor como venado o jabalí; sopas de espárragos y tagarninas, setas, berzas gaditanas, arroz con conejo y otras elaboraciones de la tierra. Si pasan por allí a primera hora, otra alternativa es La Parada, o en realidad cualquier venta del entorno del Parque, porque los desayunos en la zona son una institución: 'telera' de pan de leña de miga prieta y morena, o 'bobitas' (molletes), y zurrapa,lomo e hígado en manteca, chicharrones o un buen aceite de oliva virgen extra de la variedad local, la lechín. Delante de Los Corzos hay un par de quioscos de vendedores de pan y hortalizas de la zona, y muy cerca, la quesería El Gazul ofrece un suculento despliegue de quesos de cabra payoya.

Quesos, pan y zurrapa

El Polígono Industrial La Palmosa, en el acceso por carretera a Alcalá de los Gazules, es un lugar perfecto para aprovisionarse de pan, zurrapas y chacinas (en la Venta Los Corzos), y de los quesos de cabra de El Gazul (www.queseriaelgazul.com, Pol. Ind. La Palmosa, local 20. Tel.: 617 401 215).

En Medina Sidonia, la Venta La Duquesa es un lugar excelente para disfrutar la vaca retinta, carnes de caza y otras especialidades de la zona con un toque personal, y confiterías históricas como La Sobrina de las Trejas ofrecen visitas a su obrador para conocer los secretos de sus alfajores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos