'Anyway': Un 'wine bar' muy personal en La Malagueta

'Anyway': Un 'wine bar' muy personal en La Malagueta
Daniel Maldonado

El sumiller David Camino invita a disfrutar el vino rotando más de cien referencias distintas

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

El alma de un negocio se percibe de inmediato al traspasar la puerta, y no tanto en el continente como con la percepción de que quien está detrás tiene algo que expresar, que lo ha pulido y que cada día levanta su persiana con ganas de ir a más. Es el caso de Anyway Wine Bar, un proyecto cimentado con la experiencia profesional y amor al vino del joven sumiller David Camino, que además aporta variedad a la solvente pero mayoritariamente clásica oferta de restauración del barrio de La Malagueta. Ubicado justo frente a la plaza de toros, Anyway es un pequeño local que siempre había tenido uso de bar, y que Camino, formado en La Cónsula y curtido en Londres y en grandes hoteles y restaurantes de la Costa del Sol, ha reformado sin lujos pero con gusto y detalles bonitos (suelo hidráulico, juego entre madera y tuberías antiguas en las mesas, vajilla de piezas únicas de cerámica y, por supuesto, una buena cristalería), pero donde lo primordial es el contenido. Y el contenido son más de cien referencias de vinos en una carta que rota cada mes, y donde el cliente puede abrir una botella de alguna añada memorable de Vega Sicilia si quiere, pero también, y casi mejor, puede dejarse aconsejar y disfrutar excelentes vinos naturales, una muy sólida selección de generosos, blancos, tintos, espumosos y dulces escogidos más por su singularidad y valor que por su precio o el grado de popularidad de la bodega. Más de un centenar de referencias, buena parte de las cuales se pueden copear, y también una buena propuesta de coctelería, disciplina de la que David Camino se enamoró en Londres.

Anyway Wine Bar

Dirección y teléfono:
Paseo de Reding, 15 (frente a la plaza de toros); 951 076 734
Cierra:
Domingos
Precios:
Jamón bellota: 21€ (100g); Risotto texturas de tomate: 10 €; Tataki de vaca con helado de wasabi: 12 €

Para acompañar todo ese sugerente arsenal líquido, Camino se ha esmerado en reunir una cuidada selección de quesos artesanos de distintas zonas de España que se pueden pedir por gramos (desde 35 g) y de embutidos ibéricos de bellota extremeños que igualmente se pueden pedir al peso, de forma que cada cual combine su propia tabla. Esta oferta se ve completada con una pequeña pero también cuidada selección de propuestas de cocina, concebida con la complicidad del chef ejecutivo Camilo Rojas y ejecutada por el responsable de cocina, Daniel López. Entre estas propuestas destacan el risotto de texturas de tomate, el tataki de vaca con helado de wasabi o los cortes de carnes ibéricas a la parrilla, que cada semana van rotando. Platos a los que, por supuesto, David Camino les busca acordes perfectos en su bodega a petición de los clientes, y que incluyen también una pequeña selección de postres. Tanto en vinos como en quesos y aceites de oliva virgen extra hay una selección de producto local malagueño, motivada, igual que el resto de su selección, por el enamoramiento hacia cada producto.

 

Fotos

Vídeos