Taberna García: Picoteo con sello propio

La Taberna García, junto al Teatro Cervantes, triunfa con una carta ecléctica pensada para picar antes de empezar la noche

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

Un local pequeño, una calle peatonal y secundaria entre la plaza de la Merced y la del Teatro Cervantes, un cartel discreto, una terracita casi testimonial... Y llenos diarios.

Taberna García

Precios:
Causa limeña: 4,5/8 € Steak tartar: 14 € Torta ahogada de carnitas: 6,8 €
Dirección
C/ San Juan de Letrán, 17 (Málaga).
Teléfono
951465230.
Cierra
Mediodías, domingos y lunes.

¿Cuál es el secreto de la Taberna García? Sin duda, una carta ecléctica, variada y bien ejecutada que resulta perfecta para esos días en los que se sale al teatro o de copas y se hace un alto en el camino para tomar algo.

Alba Gutiérrez y Rafael Ledesma, compañeros de estudios de Cocina en el IES La Rosaleda, conforman un tándem sólido en la cocina pese a su juventud.

Javier, el propietario, compagina la aventura hostelera, feliz en este caso, con su trabajo de funcionario del Estado. «Yo tengo raíces malagueñas, pero vengo de Madrid, y la idea inicial era montar un barecito de vinos y latas selectas, pero al dueño del local cuando lo arregló le pareció bien habilitar una cocina, y eso lo ‘complicó’ todo, porque decidimos cambiar el rumbo de la propuesta», sonríe.

Versión de la causa limeña, plato frío peruano a base de majado de papas y ají, mayonesa, atún y aguacate.

Al frente de la cocina, dos jóvenes profesionales, Alba Gutiérrez y Rafael Ledesma, tocan distintos palos, desde el mexicano, que Alba domina gracias a su etapa en Isla Calaca con el equipo de Daniel Ovadía, y que brilla en propuestas como el aguachile de vieiras o la torta ahogada de carnitas o los mejillones ‘changuita’, pensados para amantes del pique, hasta el peruano (ceviche de corvina, causa limeña), sin dejar atrás guiños a la fusión con Oriente o el Magreb en platos como los langostinos ‘sweet chilly’ con cuscús, las gyozas de cerdito con tallos de cebolleta, la ensalada chicken thai con láminas de coco tostado, o el pan bao con buey ibérico.

Una carta de 23 platos donde también caben guiños a la cocina clásica con hits como el steak tartar mediterráneo, o a Italia, con los ‘malfatti’ (pasta corta en forma de rombo) al pesto rojo o el rulo de carpaccio de ternera gallega servido con escamas de parmesano.

En los postres, también pensados para picar y compartir, se apuesta por clásicos estadounidenses como el ‘banoffee’ (tarta de plátano y toffee), la tarta de queso o el brownie, junto con sugerencias de los chefs que van rotando cada día. Javier ha tenido que renunciar a la idea inicial de crear una vinoteca por falta de sitio. «No tenemos almacén, pero sí tratamos de tener rotación y una variedad de vinos interesantes, de D. O. emergentes, incluyendo alguno de la zona. En el caso de Málaga he apostado por las bodegas Pérez Hidalgo, que son de Álora, mi pueblo, y de Cádiz tengo Forlong, un tinto de tintilla de Rota muy especial», dice. El otro encanto de la Taberna García es el local mismo. Mínimo y de decoración minimalista, el toque lo ponen algunas pinturas murales ejecutadas por artistas amigos, y la música de fondo, que hacia el final de la noche se sube un poco para dar ambiente. Un sitio para apuntar, ¡pero reserven!

Fotos

Vídeos