Publirreportaje

No Piqui, el oasis malagueño de la cocina saludable, deliciosa y de calidad prepara el salto a Sevilla

Su cocina se caracteriza por ser saludable y con sabor. / Sergio Barea
Desde su inauguración el pasado mes de mayo el restaurante se ha convertido en una referencia para aquellos que quieren comer bien fuera de casa sin renunciar a la salud y el sabor
SUR

Comer como en casa, fuera de casa. Y es que por trabajo o por placer, cada vez son más las personas que quieren comer en la calle sin renunciar a la sabrosa y saludable comida casera.

Para lograr este objetivo surgió, hace apenas cuatro meses, No Piqui, un restaurante Homemade Food en el que todo lo que se sirve está elaborado en el propio local, sin aditivos ni químicos. Exquisitas propuestas artesanales que incluyen desde las hamburguesas, al mueslie, las masas de pan y pizza, o las ensaladas, entre otras delicias.

Ángela Robles y Samuel Calderón, dos jóvenes deportistas y amantes de la comida sana, decidieron trasladar su modo de vida a un restaurante en el que los comensales pudieran tener la seguridad de estar comiendo de manera saludable pero sin renunciar al sabor.

No Piqui está especializado en hamburguesas, ensaladas y pizzas artesanas. / Sergio Barea

«Nos dimos cuenta de que en la zona ningún restaurante cubría estas necesidades. Y menos incluyendo la opción para recoger y a domicilio», apunta Calderón. Y es que No Piqui cuenta con un servicio de reparto que abarca, además del área de Cerrado de Calderón, donde se encuentra el restaurante, la zona que va desde El Candado a La Malagueta. Una distancia medida en la que pueden garantizar que los platos lleguen en perfectas condiciones a los destinatarios. «Para nosotros es fundamental que la comida a las casas como si se sirviera en nuestras mesas. Por eso ponemos todo nuestros esfuerzo y profesionalidad en ello. Es nuestra joya de la corona», explica el propietario.

El nombre del restaurante hace referencia al grito que los escolares malagueños dicen cuando, en los recreos, no querían compartir su merienda. Un juego divertido que quiere simbolizar que algo tan bueno cuesta trabajo compartir.

Una carta elaborada con productos frescos

Acorde con la filosofía de la empresa, No Piqui se abastece con productos frescos que reciben diariamente principalmente de productores locales. Desde las frutas y verduras, procedentes de la huerta malagueña, a la carne, ternera gallega de la mejor calidad que preparan con sus propias recetas en el momento en que se hace la comanda.

Sus ensaladas están elaboradas con productos de la huerta malagueña. / Sergio Barea

Esta frescura marca de la casa se deja ver en el equipamiento de su cocina, carente de microondas y con un congelador exclusivamente lleno de hielo. «Nos hemos acostumbrado a los aditivos hasta normalizarlos. Si una lechuga cortada dura cuatro días, es que tiene algo más que lechuga. Nosotros buscamos justo lo contrario, tener un control sobre lo que comemos. Si como lechuga, quiero solo lechuga», matizan los responsables. Esto se deja ver en cada una de las propuestas de su carta, especializada en ensaladas, hamburguesas y pizzas artesanas, que se elaboran al estilo napolitano con productos importados desde Italia.

La masa de pan y la pizza se elabora de manera artesana con masa madre. / Sergio Barea

Asimismo, apostando por una cocina saludable durante todo el día, No Piqui ofrece Bruch y desayunos completos para todos los gustos, con zumos naturales que se realizan en el momento y un delicioso café 100% ecológico.

También tienen propuestas para personas con intolerancia al gluten, la lactosa, o veganos.

Para las horas de la tarde y la noche, el restaurante cuenta con tartas caseras y una interesante carta de cócteles perfectos para disfrutar en su ambiente moderno y agradable.

Por todo lo citado no es de extrañar que una de las características que más destaca de No Piqui es el variado perfil de sus comensales, que incluye tanto a jóvenes estudiantes, vecinos y trabajadores de la zona, e incluso personas amantes de la buena alimentación que llegan desde municipios como Marbella o Torremolinos para probar sus propuestas.

No Piqui ofrece desayunos y Brunchs todos los días. / Sergio Barea

Un éxito que les ha llevado a buscar emplazamiento en el centro de la ciudad para atender la demanda de los clientes de la zona y por el cual reciben propuestas todos los meses para franquiciarse. Además, a finales de octubre No Piqui va a inaugurar un nuevo restaurante en Sevilla. Un proyecto para el que Robles y Calderón cuentan con la colaboración de Borja Ojeda, empresario de la capital hispalense con gran trayectoria en el sector de la hostelería que actualmente colabora en la gestión de varios negocios como Terraza Qcross Sevilla, Terraza Muelle York, Discoteca Uthopia o Phi Phi Beach Cádiz.

No Piqui cuenta con una cocina non-stop desde las 8.30 a las 00 horas y reparto a domicilio ininterrumpido de 13 am a 00.00 horas. También dispone de plazas de parking y promociones y descuentos para los más fieles.

Más información en:

No Piqui

C/ Paseo Cerrado de Calderón nº 13 Local 8, Málaga

Teléfono: 952 63 93 11

www.no-piqui.com

Imágenes: Sergio Barea

Fotos

Vídeos