Picnik Artisan Food, un paraíso para los queseros

En Picnik Artisan Food realizan diferentes catas como de productos de Castilla o de queserías concretas./Daniel Maldonado
En Picnik Artisan Food realizan diferentes catas como de productos de Castilla o de queserías concretas. / Daniel Maldonado

Esta tienda gourmet cuenta con una exquisita selección de quesos, chacinas, cervezas y vinos escogidos con mucho mimo que pueden probarse en el mismo establecimiento

CARMEN ALCARAZMálaga

Madurados en cuevas en las montañas, como el Gamoneu; curtidos en bodegas subterráneas, como el Monje Jimeno; o con tanta solera que fueron incluso moneda de pago de impuestos en el siglo XVIII, tal y como le ocurría al Afuega'l Pitu. Estas son algunas de las particularidades de los quesos de Picnik Artisan Food, una tienda gourmet que apuesta por los productos de calidad elaborados de manera artesana.

El establecimiento comenzó su andadura hace apenas un año de la mano de Cristian Mica y Aura Damián, un matrimonio que decidió convertir su pasión en una forma de vida.

La vinculación de Aura con el queso viene de cuna. Sus abuelos criaban ganado con el que producían leche y elaboraban sus propios quesos. Por su parte, la familia de Cristian tiene viñedos y hace sus vinos para consumo privado. Una combinación infalible a la que quisieron sumar la cerveza artesana y otras delicias para mejorar lo inmejorable.

«Comenzamos con algunos quesos, y actualmente tenemos casi 40», explica Mica. Su vitrina se completa con chacinas, como una exquisita morcilla ibérica curada de Rota, cecina de León o chorizos dulces y picantes.

Picnik Artisan Food

Dirección y teléfono:
Avenida Carlos Haya, 9; 951 99 40 48
Cierra:
Domingos
Precios:
Cecina de León: 25,95 €/kg; Queso azul de oveja: 26,95 €/kg; Vino Ricardo Dumas: 8,45 €

Y es que parte del encanto de Picnik es ser una tienda viva, que va sumando nuevas referencias con mucho mimo atendiendo a los gustos de sus clientes y a las propias relaciones entre productos. «Buscamos incorporar tal vino para ese queso acompañado de una mermelada, o dar con la cerveza perfecta para determinada chacina», apuntan los propietarios.

A la hora de seleccionar los quesos, protagonistas indiscutibles del establecimiento, el matrimonio apuesta principalmente por contactar directamente con las queserías y probar ellos mismos los productos. En relación a las variedades, Mica comenta: «En general el mercado del queso en Málaga es bastante clásico, por eso nosotros intentamos introducir tipos diferentes, difíciles de conseguir aquí y que son muy valorados por los amantes de este producto».

Este 'modus operandi' se repite en buena medida con los vinos, donde cuentan con una selección de blancos, tintos y espumosos de diferentes bodegas; y las cervezas (también sin gluten), con un surtido procedente tanto de cerveceras malagueñas como 3 Monos y Almijara, como de otras fábricas artesanas.

A esto se suman otros productos gourmet como mermeladas ecológicas, chocolates 'bean to bar' (directo del grano a la tableta), o aceites de oliva extra.

Y con el objetivo de que los clientes queden satisfechos con su compra, la tienda cuenta con un pequeño espacio en el que pueden degustarse de manera agradable estas especialidades. «Nuestra idea es que los clientes prueben sus productos cómodamente antes de llevarlos a casa».

 

Fotos

Vídeos