Una cocina renovada en Casa Paco en Coín

Una cocina renovada en Casa Paco en Coín

Platos de corte popular convenientemente adaptados a los gustos actuales

ENRIQUE BELLVER

Casa Paco en Coín es y lleva años siendo toda una institución gastronómica. Lo que empezó siendo un pequeño establecimiento familiar es actualmente el referente de la cocina coína, eso sí, sin haber perdido su marchamo de cocina familiar, con platos tradicionales de la comarca que han sido convenientemente actualizados y puestos al día a tenor de los gustos que hoy imperan en la restauración. Una adaptación muy pensada por Francisco Ruiz, responsable de los fogones, y por su hermano Antonio, que se encarga de la sala y entre ambos regentan este restaurante que hace más de 35 años fundaron sus padres. Una de las cosas que más admiro de Casa Paco es su continuidad, pues no se ha querido perder el rumbo de la cocina que iniciaran sus padres aunque la de ahora llega bastante más actualizada a la mesa, eso sí, sin perder esos sabores tradicionales que deparan los productos de esta parte de nuestra provincia. Todos los días, y como reconocimiento a la labor materna en los fogones, hay platos de cuchara como el gazpachuelo o la típica sopa de pan, patatas y huevo de Coín. Tratándose como se trata de un restaurante de interior, la carta es un fiel reflejo de esa cocina y el capítulo de carnes se lleva la mayor parte de los platos, incluida una muy especial, la ternera de Coín, carne que se cría en la zona y cuyo sabor es muy particular.

La carta se estructura en varios apartados, empezando por el de 'tapitas' en frío o en caliente donde nunca faltan los cogollos al estilo de Paco, es decir, un cogollo ecológico de profundo sabor que se sirve con una especie de gazpachuelo frío y suave con un puntito de vinagre muy refrescante y su típica ensaladilla rusa con gambas. Junto a este apartado figura otro llamado 'ideal para compartir en frío y en caliente'. Aquí nos vamos a encontrar algunas especialidades como los lomos de cerdo macerados en aceite de oliva o el foie también macerado, pero en esta ocasión con vino dulce malagueño. Entre los calientes no podemos perdernos las mollejas de chivo salteadas o el pulpo a la parrilla y acompañado de su propio ceviche y de una suave mayonesa de plancton, haciendo de esta forma un guiño a la cocina readaptada a los gustos actuales.

Datos de interés

Dirección:
María Moreno 2
Teléfono:
952 450 349
Web:
www.casapaco.es
Cierra:
Cierra: Lunes noche y martes
Algunos platos:
Mollejas de chivo: 15 €; Ternera de Coín: 20 €; Arroz con leche: 4,80 €
Valoración:
Cocina: 8. Sala: 7. Carta de vinos: 7. Calificación: 7,5/10.

Estando donde estamos, en una localidad de interior, las carnes son la estrella de su carta. No obstante, los amantes del pescado pueden disfrutar de un buen rodaballo guisado con sus propios jugos. Pero si el lector me lo permite, le aconsejo que antes de empezar con el plato principal pruebe el ajoblanco con helado de aguacate que prepara Paco, un compendio de sabores muy refrescantes que tardaremos tiempo en olvidar.

Casa Paco es un restaurante que luce el anagrama de Sabor a Málaga y hace gala de los productos de la comarca, de ahí que el chivo asado o la mismísima ternera de Coín figuren como platos destacados en el capítulo de carnes, aunque el cerdo ibérico a la brasa o el chuletón de vacuno sean igualmente algunos de los productos que más demanda tienen entre su clientela.

Los vinos de Málaga han entrado con fuerza en esta casa, siendo la bodega responsabilidad de Antonio. La contundencia de las raciones y sus precios hacen de Casa Paco un lugar destacado de la cocina de esta comarca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos