Recetas para recibir a los Reyes Magos

Meriendas sencillas. Para elaborar con los niños algunos manjares para esperar a Sus Majestades de Oriente. /Daniel Maldonado
Meriendas sencillas. Para elaborar con los niños algunos manjares para esperar a Sus Majestades de Oriente. / Daniel Maldonado

Recetas fáciles para que los peques se animen a dejar un refrigerio casero a sus Majestades

Esperanza Peláez
ESPERANZA PELÁEZ

La de hoy es una noche mágica. Los Reyes Magos ya están aquí para llenarnos de regalos, pero, dada la noche de trabajo tan intensa que les espera, también podemos tener el detalle de prepararles algo para picar. Y por eso hoy proponemos una serie de recetas fáciles que incluso pueden preparar solos los más pequeños de la casa, y que no solo sirven para tener un detalle con sus Majestades de Oriente, sino para merendar o cenar en familia, hoy o cualquier otro día del año.

Nuestras propuestas solo requieren unos pocos ingredientes, un ratito de preparación (fácil) y otro ratito de horneado una vez que todo esté listo. Tenemos una versión al horno y en tamaño familiar del croque monsieur, un sandwich mixto muy especial llegado desde Francia, y que podemos adaptar a los gustos de la casa cambiando cualquiera de los ingredientes por alguno que nos guste más. Es una receta que también podemos hacer para fiestas. Los 'crunchies' son una fórmula mágica, irresistible hasta antes de hornear, porque estas galletas crujientes de chocolate y frutos secos se hacen con galletas en vez de harina. ¡Impresionantes! Y también las galletitas saladas de queso, que se pueden hacer con sabor a pizza, a salami... Las hamburguesas al horno también podemos completarlas con los ingredientes que queramos, pero un poco de verdura rallada encima hace que la carne quede muy jugosa y sabrosa. Las trufas son tan fáciles como ricas, y el pudding es la receta dulce perfecta para reciclar cualquier trozo de pan, fruta o chuche que haya sobrado. ¡Felices Reyes!

Pudin mágico de reciclaje

Necesitamos:

2 vasos (500 ml) de leche,

100 g de azúcar,

6 huevos medianos,

Restos de pan, o de panettone, o de bizcocho, o de roscón de Reyes,

Trocitos de chocolate (o de turrón),

1 plátano (o manzana, o pera...),

Caramelo líquido para forrar el molde,

Canela.

Cómo hacerlo:

Este pudin es buenísimo para aprovechar cualquier sobra de fruta o dulces que tengamos en casa y convertirla en algo muy apetecible. Es como un flan, pero un poco más consistente. Lo primero que tenemos que hacer es encender el horno a 170ºC y batir la leche con el azúcar y los huevos. Una vez que tengamos la mezcla, desmigaremos el pan, panettone o bizcocho en una fuente y lo cubriremos con la mezcla. Añadiremos cosas que tengamos en al cocina y que se nos vayan ocurriendo. Pueden ser trocitos pequeños de chocolate, turrón, mantecados... Añadiremos también alguna fruta troceada. El plátano va muy bien pero podemos usar manzana o pera. Si usas manzana, trocéala en daditos y ponla en el microondas a tope un minuto para ablandarla. Añade canela. Remueve todo bien. Cubre el fondo de un molde para pudding o una flanera grande con caramelo líquido y métela dentro de una fuente alta y amplia que llenaremos de agua hasta cubrir al menos más de la mitad de la altura de la flanera. Echa la masa de pudin dentro de la flanera y cuece el pudding al horno con su baño María durante 50 minutos. Deja enfriar completamente en el horno y luego pásalo a la nevera antes de servirlo frío.

Croque Monsieur

Necesitamos (para una bandeja):

12 rebanadas de pan de molde blanco sin corteza,

300 g de jamón cocido en lonchas,

6 lonchas de queso emmental (o algún otro que te guste y que funda bien),

250 g de queso emmental extra para el gratinado

1 vaso de leche,

6 huevos,

Mantequilla blanda,

Mostaza (o si lo prefieres, ketchup),

Sal.

Cómo hacerlo:

Enciende el horno a 200ºC. Haz 6 sandwiches de jamón y queso, pero untándolos por dentro con un poquito de mostaza o ketchup (¡no te pases!), o las dos cosas. Una vez cerrados los sandwiches, unta también una de las caras con mantequilla. Coge una bandeja para el horno lo bastante grande y pon los seis sandwiches juntitos con la parte untada en mantequilla hacia abajo. Casca los huevos y bátelos como para una tortilla, con un poco de sal. Luego añade la leche sin dejar de batir y cuando tengas la mezcla lista, échala sobre los sandwiches repartiéndola bien para que todo quede empapadito. Echa por encima el queso rallado y mete la bandeja en el horno 25 minutos, hasta que esté bien doradito por encima. ¡Hay que comerlo caliente!

Irresistibles 'crunchies'

Necesitamos:

20 galletas tipo Digestive,

1 lata pequeña de leche condensada,

150 g de pepitas de chocolate negro,

200 g del fruto seco que prefieras.

Cómo hacerlo:

Pon a calentar el horno a 180ºC y forra una fuente de horno de unos 20 cm de lado con papel especial para hornear, engrasando primero la fuente para que se pegue bien el papel. Tritura las galletas y pásalas a un cuenco grande. Pon en el bol las pepitas de chocolate y los frutos secos picaditos (nosotros hemos usado anacardos) y mezcla bien todos los ingredientes. Pon la masa apretadita en el fondo de la bandeja y presiona para dejarla igualada. Hornea 30 minutos, saca la mezcla, deja pasar 5 minutos y corta la masa todavía caliente en unas 20 pastillas.

Hamburguesa al horno

Necesitamos (para 4 personas):

500 g de carne de ternera picada,

1 zanahoria grande rallada (150g),

1 cebolla rallada (125 g),

1 patata mediana rallada (150 g),

Sal,

2 cucharadas soperas de ketchup,

200 g de queso Gouda rallado,

1 hilillo de aceite de oliva.

Cómo hacerlo:

Enciende el horno a 200ºC. Pela y ralla la patata, la zanahoria y la cebolla. Engrasa con aceite una fuente de horno lo bastante grande como para extender la carne dentro. Añade a la carne sal y las dos cucharadas de ketchup y mezcla muy bien amasando con las manos. Luego, pasa la carne a la fuente de horno dejando una separación de 2 dedos entre la carne y el borde de la fuente. Aprieta la carne y déjala a una altura igual por todos lados, como de 2 cm. Pon encima de la carne una mezcla de la cebolla, la zanahoria y la patata ralladas, añade un hilillo de aceite de oliva y cubre con el queso rallado. Mete la carne en el horno bien caliente y hornea durante 35 minutos.

Trufas

Necesitamos (para 30-40 trufas):

250 ml de nata para montar,

450 g de chocolate negro.

Decoración:

Granillo de almendra tostado, leche en polvo, cacao en polvo sin azúcar, fideos de chocolate, fideos de colores.

Cómo hacerlo:

Trocea el chocolate lo más pequeñito que puedas y ponlo en un bol grande. Pon a calentar la nata en un cazo, y cuando esté a punto de hervir, échala sobre el chocolate troceado de forma que lo cubra y mezcla muy suavemente con una cuchara para que el calor de la nata derrita el chocolate y se quede una mezcla fina. Mete la mezcla en la nevera para que se enfríe bien (al menos 2 horas). Prepara platos hondos con las distintas coberturas que prefieras. Con una cucharita, ve sacando porciones de chocolate, dales forma de bolitas con las manos (hazlo muy deprisa porque el chocolate se derrite) y reboza cada bolita en la cobertura que prefieras. Pásalas a una bandeja y vuelve a meterlas en la nevera hasta el momento de comerlas.

Galletitas de queso

Necesitamos (para 40 unidades):

1 taza (250 g) de queso rallado de buena calidad (manchego semicurado, cheddar, edam...),

125 g de mantequilla en dados,

1 taza de harina (250 g) de arroz,

1 taza (250 g) de harina de trigo tamizada,

1 taza de agua,

½ cucharadita de sal.

Opcional:

Sésamo para decorar, orégano

Cómo hacerlo:

Enciende el horno a 180ºC. Pon en un bol el queso, la mantequilla (sácala un rato antes de la nevera, córtala en dados y deja que se ablande), las dos tazas de harina pasadas por un tamiz para que queden sueltas, y la sal. Trabaja con las manos hasta formar una masa donde todo esté bien mezclado. Forra una bandeja de horno con papel de hornear, estira la masa con el rodillo hasta dejarla con un grosor de ½ cm y espolvorea el sésamo y la hierba que prefieras. Corta galletas con un cortapastas de la forma que más te guste, ponlas en la bandeja y hornea las galletas hasta que estén doradas (unos 10-15 minutos). Luego déjalas enfriar.