El Pescador: Profesionalidad y simpatía

El Pescador: Profesionalidad y simpatía

La calidad del producto, eje central de esta cocina en San Pedro de Alcántara

Enrique Bellver
ENRIQUE BELLVER

El Pescador de San Pedro Alcántara, ubicado en lo que en su día fuera el restaurante Víctor, en pleno Centro Comercial Guadalmina, lleva colgando el cartel de «no hay billetes» desde el primer día. Este éxito hay que buscarlo precisamente en la personalidad arrolladora de su propietario, Alfonso Garrido, y también en la profesionalidad que demuestra todo el personal de esta casa, tanto el de sala como el de cocina. Y esa profesionalidad es la que hace que la calidad del producto, maravillosamente tratado en el fuego, sea uno de los artífices de que esta casa se haya consolidado y goce de una clientela fiel deseosa de degustar un buen producto del mar a un precio correcto, haciendo de la calidad el eje central de su cocina.

El Pescador

Dirección
Centro Comercial Guadalmina
Teléfono
951 272 019
Web
elpescadorestepona.com
Cierra
Ningún día
Cocina
Cocina tradicional marinera
Valoración
Cocina: 7,5. Sala: 7. Carta Vinos: 7,5. Calificación: 7,5/10

La ubicación del restaurante es perfecta, lo mismo que su decoración actual, muy luminoso y con una distancia entre mesa y mesa idónea para que los clientes se encuentren a gusto y cómodos, con una terraza incluida para disfrutar del sol y de una comida marinera al aire libre. Al frente de este barco y como capitán está Alfonso, a la vez jefe de cocina y jefe de sala. No es fácil hacer estas dos cosas al mismo tiempo y que además salga bien, en El Pescador no suele haber fallos ni en cocina, ni en sala, pues cada una de las mesas es atendida como si fuera la única y eso se nota, particularmente, al llegar los platos desde la cocina a la mesa.

Este capitán no deja de supervisar personalmente cada producto que se encuentra en la plancha o en la sartén, incluso en las perolas, pues todos los días hay varios platos de cuchara, desde un clásico arroz de bogavante o un arroz a banda que solamente hace por encargo hasta un rape a la marinera, pasando por el arroz negro o el de carabineros. No obstante, donde Alfonso da de lleno en la diana es a la hora de freír el pescado o hacerlo al horno. Hacía tiempo que no había disfrutado de unas gambas de la zona hechas a la plancha vuelta y vuelta, prácticamente crudas y con la sal justa. El tamaño del marisco, la frescura y ese delicado toque de calor hicieron de las gambas un bocado jugoso y repleto de sabor en la boca, especialmente las cabezas. Situación similar se repitió cuando llegaron unas cigalas de tamaño ideal para que con un levísimo toque de plancha inundaran de sabor el paladar. Además, regadas con un chardonnay 2017 de Fransola, la combinación resultaba perfecta.

La carta de El Pescador es bastante amplia, con diversos apartados para que el comensal tenga una elección más fácil. Entre las entradas calientes destaca el revuelto de erizos con patatas paja y la pata de pulpo acompañada de cous cous de menta, aunque si nos inclinamos por las entradas frías, entonces el tartar de atún se lleva la palma. Si el pescado frito de esta casa se encuentra entre los mejores que podemos tomar en toda la zona, donde de verdad Alfonso da en la diana es en el tratamiento de los pescados grandes, bien al horno o a la plancha. Inolvidable el salmonete de trasmallo pescado en la zona de Estepona.

Para complementar la oferta, la carta de vinos y su bodega expuesta reúne una amplia selección de blancos y tintos de casi todas las denominaciones de origen españolas.