Diario Sur
Málaga en la Mesa

Un niguiri croqueta líquida de kimchi, ganador

fotogalería

/ Álvaro Cabrera

  • La propuesta de Savor, con tartar de ventresca de atún, se ha impuesto a los nueve finalistas del Concurso de Tapas de Málaga en la mesa

Sólo lleva tres meses abierto y ya tiene tres premios. Un tercero en Marbella Cocina y un primero en San Pedro Alcántara, donde está ubicado. Hoy, a pesar de ser martes y trece, el restaurante Savor ha tenido un motivo más de celebración: ha ganado el VI Concurso de Tapas que organizan Málaga en la Mesa y SUR en colaboración con Famadesa, Royal Bliss y Cavanova y con el patrocinio de Estrella Galicia. Lo hacía este mediodía durante la final desarrollada en el Pórtico de Velázquez con un niguiri de croqueta líquida de kimchi con tartar de ventresca de atún, guacamole, espárrago de mar, polvo de tomate y cristal de pan de algas. Buscaba el cocinero Pablo Castillo el guiño a la cocina asiática. En realidad, es su personalidad. Le atrae la cocina fusión. Su estancia en Cuba durante cinco años como chef ejecutivo de la cadena hotelera Meliá tiene mucho que ver. También sus anteriores experiencias en otros hoteles de la Costa como Kempinski o Guadalpín. "Yo soy malagueño y tengo mis raíces malagueñas pero me gusta hacer guiños a otras culturas. No hay que encasillarse, hay que tener la mente abierta y trabajar con libertad", consideraba el responsable de la cocina y socio de este nuevo restaurante marbellí que apuesta por la tapa como protagonista. Sorprendido por el reconocimiento, Pablo Castillo no escondía la motivación que supone, especialmente en este momento de arranque del proyecto: "Me hace creer mas en mí".

Un niguiri croqueta líquida de kimchi, ganador

No es el único galardón que se lleva de este sexto concurso de tapas. Savor ha obtenido también el premio que otorga Estrella Galicia. Por su parte, el reconocimiento del público ha ido a parar a manos de Jesús Gálvez, de El Pasillo de Jesús, también ganador del galardón que concede Famadesa. No en vano, la tapa con la que concursaba Gálvez era un tartar de salchichón con queso fresco de cabra, níspero y yogur. "Estamos contentísimos porque ya con el mero hecho de estar aquí nos dábamos por satisfechos. Que nos vayamos además con premio es un orgullo, especialmente por ese respaldo del público, siempre digo que soy rico por los clientes que tengo", reconocía con humildad el responsable de este restaurante de Fuengirola con más de diez años de vida en el que está implicada toda la familia, desde su esposa, Mercedes Suárez, a su hijo. Allí estaban todos este mediodía en una entrega de premios en la que también ha tenido el suyo Verum, para él ha sido el galardón de Royal Bliss.

Pero aún quedaba uno más: el que recogía Malallama Soul Food de manos de Cavanova. "Este no es un concurso más de cuantos se celebran en Andalucía, es una referencia del buen momento que vive la cocina malagueña", advertía el presidente del jurado y crítico gastronómico de SUR, Enrique Bellver, destacando lo difícil y reñida que ha sido la deliberación debido a un nivel "que cada año va a más". Junto a él, completaban el jurado la coordinadora del suplemento gastronómico de SUR, 'Málaga en la Mesa', Esperanza Peláez; Miguel Núñez, profesor de la escuela de hostelería La Cónsula; José Francisco García, en representación de Estrella Galicia; y Pilar Perea, que ha actuado como secretaria. "Todos os podéis sentir orgullosos porque haber llegado aquí ya es muy importante", apuntaba el responsable de Nuevos Negocios de SUR, Federico Moret, sobre la final de esta sexta edición del concurso en la que, además de los premiados, han competido Soca, Maróleum, Yerbagüena, Arxiduna y El Velero del Sur. Aunque se encontraba también entre los finalistas, el equipo de Faro y Botes no ha podido acudir por problemas técnicos de última hora.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate