Málaga en la Mesa

Una ruta por los rincones más dulces de la provincia malagueña

Las populares Tortas Locas de Málaga.
Las populares Tortas Locas de Málaga. / SUR
  • De las Locas de Málaga a las Tortas de Algarrobo, pasando por las Yemas del Tajo, la repostería típica es un atractivo turístico más

En pleno ‘boom’ del turismo gastronómico, es hora de sacar de los recetarios, los libros de historia y de las guías turísticas una selección de los municipios de la provincia de Málaga que además de su riqueza cultural, paisajística o natural, cuentan con joyas de la repostería que bien merece la pena resaltar y, por su puesto, degustar. Algunos de estos productos comparten cuna. Hay casos en los que un mismo dulce está bautizado de distinta forma según el destino. Hay muchos más, sí. Estos son solo algunos de los más reconocidos. Conservadas por la tradición, aquellas recetas de nuestra abuelas o nacidas en conventos, siguen estando muy presentes en la repostería actual.

Tortas de Torremolinos

Francisco López y esposa, creadores de Tortas Torremolinos.

Francisco López y esposa, creadores de Tortas Torremolinos. / SUR

1908. Ese fue el año en el que empezaron a elaborarse las Típicas Tortas de Torremolinos, un bocado a base de harina, canela, matalahúva, aceite de oliva virgen, azúcar y ajonjolí. Sin conservantes ni aditivos. Francisco López Cerdán, bautizado como ‘Paco el de las tortas’, continuó durante mucho tiempo la tradición familiar en la elaboración de este producto que se comenzó a comercializar en un establecimiento de la calle Hoyo y que posteriormente se trasladó a la avenida Isabel Manoja. Desde hace unos años es la confitería La Goyesca de la calle San Miguel la que sigue elaborando y vendiendo este sabroso producto, después de que su propietario se hiciera con la patente que hasta entonces estaba en manos de la familia López Navas. Seguramente muchos vecinos de Torremolinos desconozcan a día de hoy la existencia de este producto artesanal como parte del patrimonio culinario de la ciudad, pero hace tiempo, llegaban a la zona gentes de otras localidades cercanas en busca de las tortas.

Tortas de Algarrobo

Producto de origen árabe que cuenta entre sus ingredientes principales con harina de trigo, azúcar, aceite de oliva virgen extra, canela, matalahúva, levadura y almendras. Estas exquisitas tortas están estrechamente ligadas a la proyección nacional y hasta internacional del pueblo de Algarrobo. A ello ha contribuido el trabajo de la familia Lupiáñez, que alcanza ya la séptima generación de una saga dedicada a la repostería y que vende ya fuera de España.

Bienmesabe. Antequera

Goza de tal popularidad que hace años fue incluido en el Atlas del Patrimonio Inmaterial de Andalucía, que sitúa su procedencia en el año 1888 en el obrador La Antequerana, de manos de su fundador, Manuel Avilés Giráldez. La tradición ha sabido mantener en el tiempo la receta de un postre único que se sigue elaborando en muchos hogares, en casi todos los restaurantes de Antequera y hasta en las escuelas de hostelería. Bizcocho de soletilla ligero, huevos, harina, azúcar, almendra, y canela forman parte de la rica receta.

Yemas del Tajo. Ronda

La receta ha dado la vuelta al mundo y este postre es, a día de hoy, un emblema del municipio de fama equiparable al Puente Nuevo. Han pasado ya 97 años desde que el artesano Alejandro Escolar comenzara su elaboración recién aterrizado en Ronda desde Segovia. La Confitería Las Campanas, la más antigua de la ciudad del Tajo, es la que tiene la patente desde los años 30 del pasado siglo. Elaboradas a base de azúcar y huevo, estos dulces bocados son un souvenir más para los visitantes que cada año pasan por Ronda.

Tortas Locas. Málaga

Las Locas son otra de las variedades de tortas que pueden encontrarse en la provincia de Málaga. Son más propias de la capital, donde algunas fuentes sitúan su nacimiento en la empresa Tejeros. Se componen de dos capas de hojaldre con crema pastelera en su interior, con cobertura de glaseado de yema de huevo o azúcar y una guinda. Es posible encontrar algunas variedades sin guinda o con los bordes con pequeñas ondulaciones. La Loca de Málaga tiene una prima hermana en Alhaurín el Grande, donde es famosa la Torta Guzmán, bautizada así por el nombre de la conocida repostería que las elabora.

Torta Cartameña

La torta cartameña es un producto que únicamente se elabora en el obrador de la Confitería San Miguel. Desde la década de los años 50 hasta la actualidad, Juan Martín se ha encargado de que no sólo no se pierda este original dulce sino que haya ganado más adeptos. Para ello utiliza la misma receta que su padre, quien le enseñó el oficio. Sus ingredientes son harina, azúcar, huevos, avellanas, almendras, impulsor y manteca de cerdo. Todo ello está elaborado de forma artesanal sin añadidos de conservantes o colorantes. Un dulce auténtico.

Borrachuelos

El borrachuelo es un dulce tradicional malagueño que se caracteriza por su masa apestiñada y por su relleno de cabello de ángel, aunque en otras variedades puede encontrarse relleno de batata o manzana. Pueden ir cubiertos de azúcar o miel, y aunque son típicos de las fiestas navideñas, cada vez es más fácil encontrarlos en confiterías durante todo el año y en prácticamente toda la provincia. En algunos municipios se les conoce como empanadillas. La masa está elaborada con harina de trigo, aceite, azúcar, matalahúva, ajonjolí y miel o azúcar, aunque también puede añadirse vino moscatel.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate