Málaga en la Mesa

Arara: La propuesta ‘pop’ y con raíces de Diego Gallegos

El mural de la entrada de Arara reproduce el tatuaje que lleva Diego Gallegos.
El mural de la entrada de Arara reproduce el tatuaje que lleva Diego Gallegos. / Lutz Petry
  • En su variada carta, en la que el heterogéneo público de la Costa del Sol puede encontrar desde una pizza hasta un impecable ceviche peruano

Situado a pocos metros de su aclamado restaurante Sollo, el nuevo proyecto de Diego Galleros, Arara (nombre tomado de un ave brasileña), se propone como un espacio divertido e informal en el que se pueda disfrutar de una comida de calidad que no supere los 30-35 euros por comensal. Por lo que respecta a la parte gastronómica, lo consigue con nota.

En su variada carta, en la que el heterogéneo público de la Costa del Sol puede encontrar desde una pizza hasta un impecable ceviche peruano, Diego Gallegos impone su sello con platos internacionales en los que se nota el origen brasileño-peruano del chef. Siguen estando muy bien platos suyos conocidos como el kimchee de ahumados (una mini ensalada de col no tan picante como la preparación coreana original con huevas de pescado de río que se presenta sobre media lima); el calamar ‘japo’, macerado y terminado a la brasa y el ceviche del día, de corvina en esta ocasión, que se sirve con cebolla roja, camote y canchitas.

Es suculento y contundente el pastrani sandwich, con carne rosa macerada y ahumada, encurtidos, queso, brotes y una buena salsa. Y es muy recomendable la causa limeña con patatas, ají amarillo, zumo de limón y mayonesa de mariscos. Tambien llaman la atención otros platos como el tartar de salchicón de trucha, el bao pato pekinés o el pollo sathai.

El servicio, es voluntarioso, y la carta de vinos está bien escogida. También hay coctelería y la música e iluminación invitan a alargar la noche, aunque tal vez no permitan disfrutar tanto de la refinada cocina de Diego Gallegos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate