Diario Sur
Málaga en la Mesa

La receta de: Caracoles 'de mi madre'

Esta receta es un 'rescate de la memoria' de los caracoles en salsa de mi madre. Cuando los preparaba, al olor del guiso la casa se llenaba de vecinas que venían con su cacharrito para llevarse algunos. Se puede elaborar con caracoles congelados, pero los frescos tienen mucho más sabor.

En una cacerola grande pongo los caracoles y un chorreón de vinagre a fuego medio procurando que no se escapen de la olla cuando empiezan a soltar espuma. Los retiro del fuego y tiro el agua. Mientras, en el mortero he machacado comino, clavos, pimienta negra y añado el pimentón picante.

Echo los caracoles de nuevo a la olla y los cubro con agua fría, los pongo a fuego medio y añado el laurel, una guindilla, y una cucharadita del majado de especias y un chorreón de aceite, para que los caracoles vayan tomando sabor.

En una sartén con un poco de aceite de oliva frío las almendras, el pan y cuatro dientes de ajo, y lo paso al mortero con una cucharadita de sal y lo majo todo.

Mientras los caracoles se cuecen, hago el sofrito, en una sartén con un poco de aceite sofrío la cebolla, los tomates y los dos dientes de ajos, y lo añado al mortero donde está el majao de almendras y pan, y lo majo todo hasta formar una pasta. Añado a los caracoles que ya están prácticamente tiernos, pruebo la sal y el picante y añado un poco más del majado de las especias.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate