Málaga en la Mesa
Depósitos y bodega de Cuatro Rayas. :: sur
Depósitos y bodega de Cuatro Rayas. :: sur

Bodega Cuatro Rayas

  • Una cooperativa de gran proyección que prestigia los vinos de Rueda

En el año 1935 del siglo pasado, a las puertas de una guerra civil, tres centenares de amantes del vino en Rueda y de todo lo que rodea a este mundo se constituyeron en cooperativa para dar a conocer al resto de los españoles lo que era capaz de aportar esta zona.

Gente de campo, enamorada de su tierra, que ya entonces visionaba el potencial de la uva verdejo y, en otra medida, de la palomino, como más adelante la intuyeron en la uva sauvignon blanc.

Ahora, poco más de 80 años después, con cerca de 2.200 hectáreas de viñedo y dos bodegas en plena producción, pueden presumir de ciertos datos en donde como es natural las matemáticas no engañan.

El 20 por ciento de la producción de la Denominación de Origen Rueda es de ellos. Como lo es también la responsabilidad de vender cerca de 15 millones de botellas al año no sólo en el territorio español, sino también en el mercado internacional, llegando a más de 60 países, siendo Alemania, Holanda y Gran Bretaña sus mejores plazas.

Hasta aquí plasmamos los datos, pero la clave de este éxito empresarial estriba en dos conceptos generales. Por un lado, esa vocación de negocio, romanticismos aparte, y, por otro lado, la apuesta decidida de elaborar vinos para todos los gustos, generaciones y, por supuesto, con un abanico de precios bastante amplio.

La responsabilidad de la calidad de estos vinos recae, y ya van 40 años o vendimias, en las manos del enólogo Ángel Calleja. También miembro de la mesa de catas de la D. O. Rueda, Toro y Cigales.

Un equipo al que se suman dos enólogos de diferentes generaciones, que con sus puntos de vista ayudan a entender otros conceptos que demandan el consumidor.

La marca estrella es Cuatro Rayas, aunque le acompañan otras como Visigodo, Bitácora, Azumbre, Naves Sur, etc.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate