Diario Sur
Málaga en la Mesa

"El boom de las cervezas artesanas ya pasó"

Señor Lobo Café
Señor Lobo Café
  • publirreportaje

  • Rosas Cerveza Artesanal cumplen 2 años comercializando y nos cuentan su visión del sector y cómo ven el futuro junto con algunos de sus compañeros de viaje

¿Cómo han sido estos dos años?

Juan José Rivas (Gerente): Pues muy perros, me han parecido 14 (risas)…en serio, una montaña rusa de ensayo-error que parece que vamos despejando. Ahora mismo estamos concentrados en nuestros clientes y en la creación de nuevas variedades, el mercado irá marcándonos el paso aunque ya llevamos este año más litros fuera que dentro de Málaga.

¿Qué descartan en adelante después de la experiencia inicial?

JJR: Perdón, no descartamos nada, pero vivimos en la ciudad con la caña de cerveza más barata de Europa, llevar muestras, llamar a la puerta, enviar correos, dejar información y que ni te llamen desgasta un poco. Sencillamente pasamos de una actitud proactiva a otra activa, que no pasiva. Vamos a cuidar a nuestros clientes y a estar disponibles siempre para cualquier interesado.

¿Pero, y el boom de las cervezas artesanas en qué ha quedado?

JJR: El boom de las cervezas artesanas ya pasó porque las noticias van por modas y ahora tocará hablar de otras cosas. Ojalá hubiera llegado ese boom en los sitios que mueven muchos clientes, esos locales tradicionales malagueños, punteros en su cocina, pero que en los que ni pasando todos los filtros y bebiéndose infinidad de muestras colocas más de una caja. Ni nosotros, ni por desgracia los más de 20 compañeros artesanos malagueños. Podemos ser mejores o peores, pero que ninguno consiga entrar merece una reflexión…sencillamente se necesita apostar, creer y empujar ese tipo de productos artesanos. Hay muchos ejemplos de compañeros como la cervecera “3 MONOS” que son recibidos con los brazos abiertos en Madrid cuando aquí lo tenemos todos más complicado. En nuestro caso llevamos 2 años pasando el corte en el Barcelona Beer Festival, el más importante de España, hemos sido evaluados por el BJCP, pertenecemos a AECAI, etc…En resumen, quien más quien menos va consiguiendo abrirse paso, pero con las puertas cerradas en la mayoría de los locales que no van más allá de su grifo de industrial. Por supuesto, tenemos paciencia, sólo llevamos 2 años dándonos contra la pared, hay que seguir intentándolo.

Pablo Rosas (Maestro Cervecero): Siempre la lectura es positiva porque hay hosteleros que empezaron con incertidumbre comprando, poco a poco, y algunos ya se han especializado y tienen en la cerveza artesana una de sus ventajas competitivas.

O sea, que algunos sí que han apostado fuerte por este tipo de cervezas.

Central Beers

Central Beers

Alexander Wirges (Central Beers, Calle Cárcer): Nosotros tenemos 13 grifos artesanos y 2 de cerveza industrial. Nuestra apuesta está clara, porque somos una cervecería artesana, pero entendemos que cualquier hostelero debería hacer el camino a la inversa, es decir, por supuesto tener tu grifo industrial, tus referencias industriales, pero qué mínimo que un par de malagueñas para los turistas y por supuesto los malagueños. La inversión en una caja de cervezas artesanas es bastante menos de 50€ por dar un producto diferente. Nosotros nos arriesgamos con Rosas y su receta de “Lupulhada” y no nos puede ir mejor.

Víctor Peláez (Señor Lobo Café, Calle Somera): Nosotros empezamos probando, ofreciendo y moviéndolo en redes sociales, y hoy tenemos más de 2 docenas de variedades que vamos cambiando. Se puede decir que una buena parte de nuestros clientes viene buscando la cerveza artesana de la semana, así que por nosotros, que el resto de hosteleros sigan en su ostracismo nos beneficia, nos hace diferentes (risas).

¿Son entonces los locales especializados los que avivan el sector?

El Rincón Cervecero

El Rincón Cervecero

PR: Hay locales que son un claro ejemplo de ello al ampliar su visión más allá de ofrecer artesanas malagueñas, es el caso de entre otros “El Rincón del Cervecero”, que fabrica sus propias variedades en las instalaciones de la malagueña “CARMA”, que ofrece catas y maridajes, cursos para cerveceros caseros y que colabora estrechamente con la “Asociación de Cerveceros Caseros”. Al final como ellos mismos dicen, son una cervecería, pero con el poso de la pasión por este mundillo.

La mayoría de nuestros clientes, sorprendentemente no tienen ni tres años en el sector. Creemos que al no tener clichés ni dar cosas por hecho, se arriesgan más.

La eterna pregunta debe ser ¿Qué diferencia a una cerveza artesana de otra que no lo es?

Miguel Arrabal (La Botica de la Cerveza): Pues la diferencia está en la pasión, en los tiempos, en la búsqueda de algo diferente y que sorprenda. A nivel técnico hay diferencias, no queriendo decir que la cerveza industrial es para nada mala, pero tiene el hándicap de tener que ser distribuida en grandes cantidades, abastecer una demanda a un bajo precio y, por lo tanto, a un bajo coste. El artesano va buscando un público concreto que se interesa por algo natural, hecho con mimo y que no tiene problema en pagar uno o dos euros más por conseguirlo. También es cierto que ha habido artesanos que no han atinado mucho en las elaboraciones inicialmente, y eso ha ralentizado el efecto “calidad” esperado. Cada día van mejorando, y nosotros lo vemos.

Antonio Plaza (Lechuga Restaurante – Plaza de la Merced): La verdad es que yo no soy un experto en cervezas, pero es cierto que los turistas se interesan e ilusionan mucho por pedir variedades autóctonas, forzarlos a que beban otra cosa porque nosotros no queremos tener cervezas artesanas me parece una pérdida de negocio. Cada pequeño movimiento ha hecho que vendamos más, una estantería para dar visibilidad, una pizarra, una carta de cervezas artesanas…ya tenemos 6 diferentes.

¿Qué presente y futuro tiene entonces el sector?

PR: En nuestro caso seguimos con ROSAS como cerveza generalista, VEINTINUEVE con las recetas efímeras y AAGESEN como nuestra porter. Amén de eso fabricamos específicamente para algunos locales y empresas que nos solicitan lotes enteros. Ha sido una adaptación continua a un sector muy competitivo donde hay que agudizar el ingenio y sobrevivir con las visitas guiadas, las ferias de cervezas, catas…Precisamente el 13 y 14 de mayo estaremos en Rincón de la Victoria con muchos compañeros de gremio dando a probar nuestras variedades de barril. ¿Y el futuro? Lo miramos cada vez menos a largo plazo, ambos nos hemos reincorporado a nuestros trabajos y sacamos este sueño adelante como segunda actividad, al igual que muchos compañeros, de la cerveza artesana sólo no se vive, pero sin ella no podemos vivir (risas).

¿En qué les afecta que las grandes cerveceras enarbolen también el “malagueñismo”?

JJR: Absolutamente en nada, que vengan todas y abran una fábrica en Málaga, más puestos de trabajo y mejor para la ciudad. Somos productos distintos, esa no es nuestra liga. Nosotros decimos que somos “La Cerveza de Málaga” porque dominio y Facebook estaban disponibles, para una empresa diminuta como la nuestra era una oportunidad y un guiño…ah! Y porque somos malagueños, tributamos en Málaga y fabricamos en Málaga, así que somos una cerveza malagueña como TRINIDAD o BONVIVANT por ejemplo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate