Diario Sur
Málaga en la Mesa

Asador de carnes y delicias de la sierra

Fachada del restaurante Asador El Muelle de Benaoján. :: sur
Fachada del restaurante Asador El Muelle de Benaoján. :: sur
  • El Muelle, ubicado en el antiguo edificio de la estación de tren está de un horno árabe de leña siempre en funcionamiento

Ubicado en el Parque Natural de Grazalema y rodeado de un magnífico paraje de sierra y de alguna de las cuevas más famosas de Andalucía (La Pileta, con valiosas pinturas rupestres del Paleolítico, y El Gato, paraíso de espeleólogos), Benaoján es un pueblo de múltiples encantos y famoso también por la industria chacinera local. La calidad de las carnes que están acostumbrados a tratar tiene su continuidad en la cocina del Asador El Muelle, ubicado en el antiguo edificio de la estación de tren. Dotado de un horno árabe de leña siempre en funcionamiento, el punto fuerte de la carta son las carnes, no solo de cerdo ibérico, del que se ofrece un amplio surtido de cortes, sino de vacuno de orígenes seleccionados, cordero (también de gran calidad criado en cercanía) y algunas piezas de caza como el conejo o la codorniz. En el apartado de aperitivos y entrantes se ofrecen, además de embutidos locales, quesos payoyos o carne ‘mechá’. Además, elaboran mollejas de cordero, guisos típicos como las migas, los callos o la sopa de espárragos, y guisos de caza con carne de conejo o venado, sin olvidar especialidades locales golosas como las manitas de cerdo o la caldereta de cordero. El solomillo de cordero a la brasa es una grata sorpresa por el punto y sabor de la carne. También ofrecen la pierna y la chuletilla asada, y otros asados importantes son las costillas a la brasa, chuletitas de cordero, codillo de cerdo o chuletón de buey. En el apartado de postres merece la pena probar el pudding árabe y golosinas como las castañas al brandy y los higos con anís. Tienen tintos de Ronda.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate