Málaga en la Mesa

Chocolate blanco y yogur búlgaro

  • Un postre lleno de sabor y contrastes delicados

De todos los riquísimos postres que ofrece Luis Salinero, esta composición magistral es sin duda la que va mejor tras haber degustado una carne tan sabrosa. Curiosamente son casi siempre los restaurantes de carne los que disponen de los postres más deliciosos, y por ser, como en este caso, la sabrosísima carne de buey envejecido, sencillamente, la epítome de cualquier otra carne, lo menos indicado después sería un postre insípido. La invención de Luis Salinero es una bomba de sabor, con su correcto punto de acidez que el plato fuerte exige a continuación, y un arco iris de colores.

El primer chocolate blanco fue elaborado por Nestlé en Suiza durante los años 1930, para aprovechar el excedente de manteca de cacao, y desde entonces no se ha parado de fabricar. A diferencia del chocolate negro, tiene menos cafeína, pero no es tan cómodo prepararlo por su superior punto de fusión. El anexo del sorbete de yogur búlgaro es un toque maestro. Pudo haber sido cualquier yogur, pero el búlgaro es el mejor del mundo por su alto contenido de lactobacilos naturales, ausente en yogures comerciales y tan importante para la salud. Luis también nos propone más opciones en dulce como un sorbete de frutas y flores naturales o el salteado de fresas con crema helada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate