Diario Sur

Málaga en la Mesa

Un vino desenfadado

Un vino desenfadado

En el año 2000 inició esta bodega su andadura en pleno corazón de la Ribera del Duero, Peñafiel. Actualmente elabora tres gamas de vinos, siendo Peña Roble la de más calidad, especialmente el reserva que solamente hacen cuando la añada es excepcional.

Este reserva es el vino más desenfadado de la bodega y que está pensado para un consumidor joven o amante de los vinos actuales. Su propia etiqueta, un grano de uva partido por la mitad.

Me ha gustado este tinto por su complejidad aromática, con una nariz muy intensa a frutas negras maduras, regaliz, especias y un fondo mineral. En boca tiene un paso bastante agradable, con bastante persistencia y un fondo sabroso. Un vino que puede resultar un buen compañero de platos de cordero o cabrito asado, arroces de carne y un atún escabechado. Tiene una larga vida por delante.