Málaga en la Mesa

Helado de violeta con mascarpone

  • Suavidad unida a la vistosidad de un postre cremoso

El postre que más me gustó de La Alvaroteca fue el helado de violeta, mascarpone, tofee y coco crunch. Un conjunto muy suave unido a la cremosidad de un helado que realza y potencia el resto de los componentes. La historia del helado como postre viene de muy antiguo y ni los estudiosos se acaban de poner de acuerdo, ya que se sabe que en Roma se consumían mucho los sorbetes, pero un sorbete no es un helado por su composición e ingredientes y por la forma y textura. El azúcar, la leche y los huevos son la esencia del helado y su mejor característica, su cremosidad fría, nunca congelada. Álvaro ha conseguido con este vistoso helado de violeta una cremosidad muy suave y con un toque de frío justo que permite combinar en la misma cuchara el toffee y el mascarpone.

Este queso italiano, aunque técnicamente no pueda llamársele queso, sino el resultado de añadir un cultivo de bacterias a la nata extraída de la leche que se usa para fabricar el parmesano, se caracteriza por su cremosidad y esa simbiosis de cremosidad, la del helado y la del mascarpone es la que caracteriza a este postre.

Otras de las opciones en dulce de La Alvaroteca son el pecado de chocolate en 10 texturas y la lima-pera-mojito. Todos, eso sí, muy coloristas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate