Diario Sur
Málaga en la Mesa

ACERCAR EL VINO

España no tiene una gran cultura de cerveza, y en la mayoría de los bares no suele haber más de una marca de barril. En países con mucha tradición cervecera, como Alemania, Austria, Inglaterra, etc., se pide por marca, y en cualquier pub inglés, por ejemplo, puede haber hasta ocho referencias de cerveza de barril de todo tipo y de distintos grados alcohólicos.

Nos preocupa a todos que el consumo de vino en los países productores europeos venga cayendo sin tregua en los últimos años, con Francia y España a la cabeza. Se dice que los jóvenes prefieren la cerveza al vino, aunque nadie ofrece una explicación coherente del porqué.

Aprovechando un respiro esta semana entre la presentación de Sabor a Málaga y la consiguiente visita a la primera edición de Verema en Marbella, servidor se encontró con un grupo de jóvenes entendidos en vino, quienes confesaron que casi siempre beben cerveza. Su explicación más razonada, que el vino es «complicado» y hay que entenderlo, ya conocemos. ¿Pero hemos considerado el efecto ‘presión de grupo? «¿Cómo voy a pedir un vino -espetó uno de los jóvenes- cuando los demás piden cerveza?». Tendría que elegir un tipo de vino y/o una marca, y no quiere complicarse la vida. De esta manera un incipiente bebedor de vino se queda sin beberlo y hacer afición.

Para que la gente pida vino sin sentirse incomoda, la única opción es extender y ampliar su disponibilidad. Ya se ha hecho con la manzanilla de Sanlúcar, que se despacha en bares en formato box por grifo, aunque no suele ser manzanilla, sino vino de Montilla. ¿Y vino de barril? Un fenómeno creciente en EE UU y norte Europa es la oferta de una selección de vinos, en algunos bares hasta de cinco u ocho, todos de grifo. El vino se conserva mejor y en lugar de ofrecer vino por copa de botella, nunca hay que tirar lo que sobra.

Y teniendo en cuenta que cada grifo lleva su rótulo informativo con referencias sencillas como chardonnay, rueda, rosado, tinto del año, tinto crianza, etc., cualquiera podría solicitar una copa de vino como si fuera una caña.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate