Málaga en la Mesa

El increíble queso 'made in Málaga' que no viene de la leche

Imagen de el queso de almendras de Atajate.
Imagen de el queso de almendras de Atajate. / Pablo Castro
  • Atajate, el pueblo más pequeño de la provincia, atesora, como parte de su gastronomía, el queso de almendras

Con las torrijas, gañotes, pestiños o huevos 'nevaos', entre otros postres, típicos de Semana Santa, en la despensa, en la provincia, el recetario dulce es bien extenso y guarda auténticas joyas gastronómica como la que atesora Atajate, el pueblo más pequeño de la provincia de Málaga, en lo que a número de habitantes se refiere. La localidad solo cuenta con alrededor de 170 vecinos, empadronados, y con una única panadería, 'Panadería Rocío'.

Ésta abrió sus puertas en 1942 y además de ofrecer pan artesanal y otros dulces, el queso de almendras, no falta en su oferta. Este establecimiento lo comercializa, pero los vecinos guardan también la receta que, al parecer, tiene origen árabe y se prepara en ocasiones especiales, desde antaño.

Los ingredientes principales son pocos: almendras molidas (400 gramos para hacer una unidad), azúcar (300 gramos), yemas de huevo (seis) y canela (una cucharadita en polvo). En un cazo, se pone el azúcar con 50 mililitros de agua, se calienta y deja a fuego medio, sin parar de mover. Cuando el azúcar se disuelva, se añade la almendra y se mueve hasta que la masa se despegue de las paredes del cazo.

En un bol, se deja enfriar la masa y se desmorona, con un tenedor o con la mano. Entonces, se añaden las yemas batidas y se amasa. En una sartén que no se pegue, se hace una bola con la masa y se pone a fuego moderado. Se aplasta para darle forma de queso, de ahí el nombre de este postre que no viene de la leche. Hay incluso quien le marca, con un cuchillo, líneas paralelas y cruzadas, para asemejar aún más al producto lácteo, por ambas caras. Finalmente, se espolvorea con canela y ya está listo para comer el queso de almendras de Atajate.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate