Diario Sur

Málaga en la Mesa

Málaga ya está en el mapa Kabuki

Carlos Mansilla se encuentra al frente del Kirei.
Carlos Mansilla se encuentra al frente del Kirei. / M. M.
  • Kirei, segunda línea del grupo de cocina japonesa, abre sus puertas esta noche en el hotel Room Mate Valeria

No pudo ser para el festival de cine pero sí para la Semana Santa. Será esta noche cuando el grupo Kabuki abra finalmente su Kirei en Málaga, el primero fuera de Madrid. Concretamente en la privilegiada esquina de los bajos del hotel Room Mate Valeria. Había expectación. Especialmente en los últimos días. Ese cartel de 'Próxima apertura' ha hecho la boca agua a más de uno que se acercaba a interesarse por la fecha elegida. Pues ya lo saben, desde esta semana pueden catar la esencia de Kabuki en este local de 200 metros cuadrados con capacidad para treinta personas en sala y veinte en terraza. Allí les servirá un equipo formado por catorce profesionales (la mayoría malagueños) bajo la batuta de Carlos Mansilla.

Tras varios años de experiencia en Kabuki Wellington (buque insignia del grupo y estrella Michelin en Madrid), aceptó sin pensarlo mucho este nuevo proyecto que arranca con "una mezcla de nervios pero también mucha ilusión". Sólo hay que ver su cara cuando habla de él. No puede esconder su alma Kabuki Carlos Mansilla. Ni quiere. Al contrario. Viene con el firme propósito de hacer que cuaje en Málaga. Sabe que no es fácil pero también que apuesta a caballo ganador. En producto, en servicio, en sabor, en calidad, en personalidad, en elegancia... Todo marca de la casa y sin que el bolsillo se quede temblando.

Para empezar, ofrecerán un menú de siete platos por 35 euros. Y para terminar, servirán muchos de los platos más característicos de la marca, como los nigiris de huevo de codorniz con trufa blanca o los 'huevos de Ricardo', como denominan con humor a esa versión de los famosos huevos estrellados de Lucio, a los que en este caso Ricardo Sanz, chef ejecutivo y socio del grupo, añade tartar de atún picante. Él es el alma mater de la cocina Kabuki. ¿El sello? Un reconocible maridaje de cultura japonesa y mediterránea que se traduce en constantes guiños a sabores tan familiares con el pan con tomate (aquí en forma de usuzukuri de toro) o la empanada (deconstruida con vieira).

Guiños de los que beben sus cuatro restaurantes con estrella Michelin (además del mencionado Wellington de Madrid, uno en Valencia, otro en Tenerife y el malagueño de Casares) y en esos otros cuatro de la línea Kirei, que nacía en 2013 en Barajas como respuesta a esos clientes que disponen de poco tiempo y buscan algo rápido y económico pero sin dejar en segundo plano la calidad. Y eso es Kirei, alta cocina japonesa con sabor Kabuki pero más asequible para el bolsillo. Hasta ahora, solo territorio de los madrileños, a partir de hoy, también de los malagueños. De momento, con la carta común a sus 'hermanos'. Más adelante, quién sabe. No descartan dar un aliño local con productos de la tierra. Al fin y al cabo, Málaga ya forma parte del mapa Kabuki.