Málaga en la Mesa
La Cosmopolita se traslada al Basque Culinary Center
/ Foto: Basque Culinary Center.

La Cosmopolita se traslada al Basque Culinary Center

  • El malagueño Dani Carnero lleva su cocina al centro vasco dentro de un proyecto en el que alumnos de segundo grado recrean la filosofía de un chef de renombre

"Guisa que te guisa María Luisa". Así va por la vida Dani Carnero. Quien siga de cerca al cocinero malagueño lo sabe de buena tinta. Ese es su grito de guerra. Y su filosofía ante un día a día que nunca es igual. El mercado manda. No hay guión. Toca improvisar. No hay más vuelta de hoja en la cocina que Carnero sirve en La Cosmopolita: compromiso, vocación, libertad, producto y verdad. Ahí están las claves. Esas que con las que atrapó al auditorio en el taller Culinary Action celebrado en Málaga el pasado mes de junio. Entonces, Dani Carnero desgranó la receta de su restaurante ingrediente por ingrediente. Y cuajó. Su discurso le llegó a Joxe María Aizega. Tanto que el director general del Basque Culinary Center quiso que sus alumnos vivieran en primera persona lo que se cuece a diario en este local e la calle José Denis Belgrano. Dicho y hecho. Casi un año después, el malagueño ha llevado al prestigioso centro universitario vasco un trozo de La Cosmopolita. Aunque en realidad han sido los propios estudiantes los que han movido los hilos. Primero, empapándose 'in situ' en el restaurante y luego trasladándolo a las instalaciones del Basque Culinary Center. Todo bajo el proyecto denominado 'Cocinando con chefs'. En él, alumnos de segundo grado del centro vasco estudian la filosofía y la culinaria de un cocinero de renombre, recreando su cocina y su ambiente en una cena para cincuenta comensales.

Sólo lo habían hecho hasta ahora con otros dos malagueños. En este caso, estrellas Michelin: José Carlos García (JCG Restaurante) y Diego Gallegos (Sollo). Ahora Dani Carnero se suma al cartel de invitados desde Málaga. Lo hacía este martes por la noche con un menú de nueve pases con maridaje incluido a razón de 50 euros el cubierto. Fueron los alumnos los encargados de diseñarlo escogiendo entre distintas propuestas del chef. La idea era representar lo mejor posible su filosofía. La entendieron tan bien que cambiaron el título del proyecto por el de 'Improvisando con Dani Carnero'. Por supuesto, no faltaron los buñuelos de bacalao con mayonesa de miel de caña, el tartar de gamba y tuétano, el calamar bordelesa, las espinacas esparragadas, el pichón con acelgas o los pestiños malagueños y bombón de moscatel.

"Me gusta ir por libre pero cuando te llaman de una institución de este tipo y te hacen una propuesta como esta significa que algo estás haciendo bien y eso te llena de motivación y satisfacción", reconocía Carnero pocas horas después de una cena que calificaba como "toda una experiencia". Asombrado por el funcionamiento y las instalaciones del centro, el que fuera nombrado por las academias de gastronomía malagueña y andaluza como Mejor Cocinero 2016 no daba crédito cuando llegó al centro vasco y se encontró allí su Cosmopolita, incluida la pizarra, los ramilletes de hierbas aromáticas y hasta su famosa 'barra diez', como se conoce ente sus fieles. Habían captado perfectamente el alma del restaurante. Visto lo visto, sólo podía hacer de guía y dejarles actuar. Al fin y al cabo, ese es el fin de la asignatura. Lo entendieron desde el principio. Es fácil. Sólo hay que abrir la carta de Carnero para darse cuenta: "Estos son los platos de hoy, no sabemos si los de mañana". Pues eso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate