Diario Sur
Málaga en la Mesa
ASÍ FUE EL ALMUERZO

ASÍ FUE EL ALMUERZO

La mano del hijo de Tomás, Álvaro, en la cocina está aportando unos conceptos menos rigoristas y clásicos en la mayoría de las preparaciones. Me gustó el punto de crujiente dado a las ortiguillas del Cantábrico, un auténtico bocado salino de mar en el paladar. Muy suave el ajillo de las cigalas malagueñas saltedas, pero además tenían el tamaño justo para no perder jugosidad. No obstante, el revuelto de caviar de erizos y berberechos adolecía de un cierto atrevimiento al llegar un poco pasado de punto, pero a su favor estaba precisamente el sabor intenso que tenía. No me convenció el salmorejo de aguacate, pues no pasó de ser un guacamole y en cambio, el cuchifrito se llevó los grandes aplausos de la mesa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate