Málaga en la Mesa

Crítica gastronómica: Cocina de influencias en Le Diner

Sergio Garrido está al frente de la cocina de Le Diner.
Sergio Garrido está al frente de la cocina de Le Diner. / Sur
  • Un fusión que nace de la vivencia personal

Empecé a seguir la evolución de la cocina de Sergio Garrido cuando llegó al Vincci Estrella del Mar en Marbella y volví a retomarla cuando regresó después de oficiar durante una larga temporada en los fogones de uno de los mejores hoteles de Jamaica.

Han pasado ya algunos años desde su ubicación en el Vincci Posada del Patio de nuestra ciudad. En el año 2008 ya era el chef ejecutivo más joven de España al frente de la cocina de un hotel de 5 estrellas. En tierras caribeñas tuvo a su cargo a más de 280 cocineros repartidos en ocho restaurantes distintos dentro del mismo resort pero con conceptos culinarios diferentes, es decir, asador español, italiano, japonés, jamaicano, etc. Su personalidad y su complicidad con el cliente, como él mismo dice, le permite crear una cocina de fusión basada en sus vivencias personales.

Le Diner, el restaurante del hotel malagueño, se ha convertido en un espacio único y exclusivo en Málaga. Esa exclusividad viene reflejada en su carta, pues desde el minuto uno el cliente se va a encontrar con una cocina muy innovadora a la vez que profundamente malagueña.

Sergio, además de ser un abanderado de los productos malagueños por el mundo, ya que a lo largo del año suele realizar distintos viajes de promoción de la cocina de nuestro país con el ICEX, siempre luce con orgullo y representa en sus platos esa cocina de ‘Sabor a Málaga’ al utilizar nuestros productos y fusionarlos hasta obtener una creatividad en el plato que bebe de las influencias recibidas de la cocina más popular, bien sea la nuestra, la malagueña, bien la que ha ido empapando en sus recuerdos a través de los viajes que ha realizado.

Así no resulta extraño encontrarnos en las carta de Le Diner con una crema de alcachofas acompañada de un puré de boniatos y langostinos crujientes envueltos en patata, lo que se convierte en una mezcla de suavidad, intensidad de sabor, cremosidad y un toque crujiente.

Noticias relacionadas

Pero si lo que buscamos es algo mucho más malagueño, entonces el pulpo a la parrilla con un adobillo de pimentón y patata es una de sus mejores opciones junto con la paletilla de chivo lechal malagueño sobre una milhojas de melocotón y queso de cabra. Este plato fue premiado en el 2010 en el concurso de cocina Marbella Crea.

La influencia de la cocina mediterránea es patente en la carta del restaurante y mantiene un buen equilibrio entre tradición y modernidad. Siendo esa una de las mejores virtudes coquinarias de este joven cocinero malagueño.

También me ha gustado la apuesta que desde Le Diner se hace por los vinos de nuestra tierra, la carta mantiene un buen número de referencias de todas las zonas de producción de Málaga.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate