Diario Sur
Málaga en la Mesa

Un helado de gazpacho para seguir en 'Top Chef'

Richard Alcayde saluda a su paisano Dani García.
Richard Alcayde saluda a su paisano Dani García. / Antena 3
  • El malagueño Richard Alcayde continúa en el concurso con su apuesta por la tierra y Dani García como amuleto

"Desde luego, no quiero caer en el cuarto programa, tengo cocina para mucho más". Ya lo avisaba al principio del programa de esta semana Richard Alcayde. Y lo consiguió. El malagueño continúa una semana más dentro de 'Top Chef' gracias a su helado de gazpacho, aunque no le resultó nada fácil. Sudó lo suyo y volvió a tener que verse las caras con otros tres rivales en la 'Última oportunidad'. Una prueba en la que estuvo acompañado por un paisano: Dani García, invitado de esta cuarta entrega de esta temporada del concurso que Antena 3 emite cada miércoles.

Todo tenía su porqué. Parecía que los guionistas pensaban en el marbellí a la hora de diseñar esta prueba final. Y es que el protagonista no era otro que el helado. En este caso, salado. Y de eso sabe algo el dos estrellas Michelin malagueño, rey del 'nitro'. Lo demostró preparando un plato con gamba roja y falso espárrago blanco, o lo que es lo mismo, helado de ajoblanco de piñones al que le dio forma de espárrago con un molde. Serviría de ejemplo para los concursantes, que debían luchar por seguir en el programa con una propuesta cuya elaboración principal fuera helado salado.

"Equilibrar bien un helado en 50 minutos no es fácil, tiene su miga", advertía Richard Alcayde, preocupado por un reto complejo pero al mismo tiempo motivado por la presencia de su paisano Dani García: "Es nuestro embajador". Se notaba la química. En ese saludo inicial, y en la filosofía que le echa a los fogones Alcayde. "Voy a muerte, intentando dar un contrapunto de sabores con el producto de nuestra tierra. Vengo a defender Andalucía", decía el chef ejecutivo del grupo La Pesquera. "A mí me ganan con estas cosas", contestaba Dani García.

Y parece que el dos estrellas Michelin le dio suerte a Alcayde. Su helado de gazpacho y cigalas en dos texturas fue elegido por el jurado, junto al de vinagre balsámico y ensalada de Filippetti, como los dos mejores de la prueba. Quedarían Melissa y Julio en un cara a cara que finalmente perdió el madrileño, por tanto, tercer eliminado de esta temporada, junto a Eva y Tomás.

Siguen, así, en la competición junto al malagueño, Melissa, Filippetti, Montoro, María Rosa, Rakel, Marcano, Manu y Víctor.

Cada vez menos pero con más tensión. A estas alturas, la lucha se empieza a recrudecer con estrategias incluso para ganar. Aunque aún se sigan viendo momentos de compañerismo como el de Alcayde o Julio con Melissa en la prueba final. Antes, habían compartido equipo. Los tres competían junto a Montoro y Filippetti por conquistar el paladar más exigente: el de treinta niños de 6 a 9 años. Sin embargo, no hubo suerte para el grupo en el que concursaba el malagueño. Los pequeños prefirieron la lasaña de lentejas y pescado de sus contrincantes a su hamburguesa de salmón con humus. María Rosa y Montoro partían con ventaja al conseguir la inmunidad en la prueba con la que se abría el programa. Todo un reto para los aspirantes: cocinar por parejas pero, más difícil todavía, con una sola mano cada uno. Eran previsibles sus caras de sorpresa... o de 'tierra, trágame'. Pese a que todos son conscientes de que, a medida que avanza el programa, las pruebas van subiendo de nivel. Y Alberto Chicote, Susi Díaz y Paco Roncero son implacables como jurado. Pero, como dejaba claro Richard Alcayde antes de enfrentarse a la prueba de equipos: "No me asusta". A algún contrincante sí le asusta su seguridad. ¿Le veremos en un sexto programa?

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate