Málaga en la Mesa
Parte de los viñedos de la Bodega Valdelosfrailes.  :: sur
Parte de los viñedos de la Bodega Valdelosfrailes. :: sur

Valdelosfrailes

  • Una denominación de origen que ha pasado de elaborar claretes a hacer unos tintos excelentes

Cigales es una comarca vitivinícola de Castilla-León que a pesar de elaborar unos excelentes claretes y mejores tintos está injustamente reconocida en Andalucía.

En la actualidad es complicado encontrar alguna referencia de esta denominación de origen en las cartas de nuestros restaurantes y la única explicación que se nos ocurre es que su vecina Ribera Duero y, en menor medida, Toro y Bierzo han catapultado a Cigales a un plano menor.

Como en toda Castilla-León, el potencial de sus vinos surge a partir del siglo XII y en el caso de Cigales concretamente en el monasterio de Palazuelos, donde los monjes cistercienses plantaron viñas en Cubillas, Mucientes, Cigales, etc., siempre alrededor del centro monástico.

En la segunda mitad del siglo XX los llamados claretes, muy diferentes a los rosados navarros y más cercanos a los de la Côte de la Provence francesa, adquirieron una reconocida fama. Algo que no pasó desapercibido a Carlos Moro, un empresario viticultor, enólogo referente en el panorama vitivinícola español que en 1998 apostó por esta zona y no solo por sus claretes, sino también por el potencial de sus tintos.

Así, un año más tarde, nace Bodegas Valdelosfrailes. Una magnífica bodega que tuvimos la oportunidad de visitar hace 10 años aproximadamente y donde pudimos constatar que Carlos Moro tenía razón. En Cigales se pueden elaborar además de claretes unos tintos excelentes.

A día de hoy en las tripas de esta bodega se encuentran 800 barricas, que dan 'descanso' a 578.000 litros de vino.

78 hectáreas de viñedo con una edad media de 40 años y nueve etiquetas en el mercado y que son un aval suficiente para certificar la buena salud de la Denominación de Origen Cigales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate