Málaga en la Mesa

El truco definitivo para saber que un aguacate está en su punto

El truco definitivo para saber que un aguacate está en su punto
  • Consejos para evitar encontrarse con un fruto pasado o no listo para ser consumido

El aguacate es un fruto cada vez más conocido por los consumidores malagueños, a pesar de ser relativamente reciente en nuestros campos. El cultivo se introdujo hace apenas 50 años gracias a los ensayos y variedades traídos por científicos de La Mayora tras un viaje a California (EE UU) en 1966. Aunque somos, junto a Granada, la gran zona productora de Europa, los españoles no nos destacamos por ser grandes consumidores. Francia, consume muchos más aguacates desde hace años que España. Un ejemplo de ello es que el país galo es el principal destino del aguacate malagueño.

Aunque ha pasado ya medio siglo, parece que fue ayer cuando asociaciones de productores organizaban jornadas en distintos puntos de la provincia para enseñar a los consumidores cómo y de que manera se consumía el aguacate, un producto que hoy se sabe tiene multiples propiedades saludables.

Sin embargo, todavía hoy mucha gente desconoce cuándo un aguacate está en su punto para ser consumido. Hay varias formas. Según la sociedad agraria de transformación Trops, lo que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un aguacate, si quiere consumirlo inmediatamente, lo mejor es seleccionar una fruta que ceda ante una suave presión. Si, por el contrario, piensa consumirlos en el curso de una semana el consejo es elegirlos más firmes.

Trops recoge en su web que para acelerar el proceso de maduración se puede colocar la fruta en una bolsa de papel y mantenerla a temperatura ambiente hasta que esté lista para consumir. Otro truco buen truco es colocarlos en la bolsa junto con una manzana, porque eso acelera el proceso.

El color es otra prueba a tener en cuenta. Hay variedades como el Hass -piel rugosa- que adquieren una tonalidad oscura, casi negra y eso indica que está maduro. Sin embargo hay otras variades que no cambian de color, son los de piel verde. En este caso, hay quienes aconsejan examinar el tallo. Si se puede quitar con facilidad indica que está maduro. Si no es así, todavía no está en su punto. Y si se le desprende el tallo y el color que se aprecia debajo es verde, es buena señal, pero si es oscuro puede indicar que está pasado. Un buen aguacate sabe a frutos secos, a nueces.

El aguacate puede madurar una vez cortado, aunque para que desarrolle sus propiedades saludables, su composición en grasas vegetales, es conveniente que se coseche en su momento y no de manera anticipada. Variedades como el Hass, que es la más extendida en Málaga, el fruto puede mantenerse en el árbol durante bastante tiempo.

Hoy en día es posible encontrar en el mercado, ya sea en España como en otros países aguacates todo el año. Sin embargo es bueno saber que, según Trops, la mejor época para consumirlo va de enero a mayo, en caso del producto nacional. En Málaga el calendario de producción abarca de septiembre a julio. Así, las variedades Bacon y Zutano se cosechan de mediados de septiembre a diciembre; la Fuerte de noviembre a febrero; el Pinkerton, de diciembre a marzo; el Hass de noviembre a julio, y el Reed, de enero a mayo.

Los aguacates son fáciles de pelar cuando están maduros, según Trops. Para ello, solo tiene que cortar el aguacate por la mitad y girar las dos partes para separarlas. Después puede retirar el hueso deslizando la punta de una cuchara suavemente por debajo y hacia fuera. Para evitar la oxidación y decoloración de la fruta una vez pelada, solo hay que rociar la superficie con un poco de jugo de limón, lima o vinagre blanco.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate