Málaga en la Mesa

Hermanos Alba, amor a la materia prima y al oficio de la restauración

Juanma, Ana y Manuel Alba, en el comedor del restaurante.
Juanma, Ana y Manuel Alba, en el comedor del restaurante. / SUR
  • La crisis golpeó también a esta familia de restauradores, pero tenacidad, pasión y conocimiento del oficio han dado sus frutos y de nuevo vive una época dorada

Durante décadas, los hermanos Alba han sido un referente de la cocina marinera en Málaga. La crisis golpeó también a esta familia de restauradores, pero tenacidad, pasión y conocimiento del oficio han dado sus frutos, y el restaurante Hermanos Alba vive de nuevo una época dorada en Echeverría de El Palo, capitaneado por Manolo Alba en los fogones y su hijo Juanma llevando con eficiencia, profesionalidad y encanto la dirección de sala.

El local de Echeverría, decorado en tonos claros, con gratos manteles blancos y fotografías de Málaga, resulta confortable y acogedor para una comida reposada, y la terraza invita a eso o alternativamente a un tapeo más informal. Juanma se encarga de comprar el producto personalmente en la lonja de la Caleta de Vélez: calidad, variedad y frescura que se exhibe como una fiesta en una de las vitrinas de pescado más cuidadas de la capital malagueña: gambas y cigalas de Málaga de diferentes calibres, conchas finas, bolos y ostras francesas y gallegas, excelentes coquinas de Málaga que compran directamente a barcos de pesca artesanal especializados en esta pesquería, grandes voraces del Estrecho para la sal servidos con las clásicas patatas a lo pobre y una fresquísima ensalada, excelentes mejillones que Manolo mima a la papillote, frituras bien elaboradas y presentadas, un famoso gazpachuelo tradicional con patatas y clara de huevo y la más costeada sopa Viña AB, y entre los aperitivos destaca la ensaladilla rusa. Los postres se elaboran en casa, la bodega está muy bien surtida y, como consecuencia, llenos diarios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate