Diario Sur
Málaga en la Mesa

Una apuesta fuerte por el asador castellano

Ramón Berzosa, junto a su horno castellano, la joya del restaurante. :: sur
Ramón Berzosa, junto a su horno castellano, la joya del restaurante. :: sur

El restaurador arandino Ramón Berzosa es el responsable de este singular asador donde se encuentran la cocina castellana y la malagueña. Con reconocidos restaurantes en Aranda de Duero, Valladolid, Madrid y Málaga; el título de 'Mesonero de Castilla' y una exitosa incursión en el mundo del vino (su tinto de Ribera del Duero Vega Izán consiguió una medalla de oro en Burdeos), Berzosa ha abierto en Cerrado de Calderón un restaurante con horno castellano artesano de leña que utiliza solo madera de encina para mimar platos como el lechazo de Aranda, que compartirá horno con el cochinillo segoviano y el chivo lechal malagueño. Carnes a la brasa de ternera de hasta 12 meses y vaca de más de ocho años; morcilla de Burgos; cecina del Bierzo y chistorra navarra dan enjundia a una carta donde el pescado también tiene su espacio, con voraces a la brasa, bacalao a la vizcaína o atún de almadraba encebollado. También se ha habilitado una barra para tapeo con una carta diferente más desenfadada e innovadora. El encargado de dirigir la cocina será el chef castellano Fermín Francisco Aranaz, curtido en el mítico restaurante Zalacaín. La carta de vinos, con más de 80 referencias, hace un recorrido por las D. O. de España y algunos vinos extranjeros junto a tintos de Sierras de Málaga. Ofrece tanto vinos tradicionales como nuevos descubrimientos. En Verum hay también salón privado con sistema audiovisual para reuniones de empresas, terraza con carta especial de tapas y raciones y dos salones-reservado, además de parking de clientes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate