Málaga en la Mesa

Takumi, un estilo diferente

Álvaro Arbeloa.
Álvaro Arbeloa. / SUR
  • Toda la cocina en un menú

Álvaro Arbeloa está que se sale del tatami (término cuyos orígenes se encuentran en la lengua japonesa). Se trata de una superficie sobre la cual se practican diversas artes marciales y se llevan a cabo ciertas actividades de las casas niponas. Cada día, Takumi me sorprende más. Primero, aunque no es este el caso al cien por cien, para elaborar cocina tradicional japonesa no hace falta que el cocinero haya nacido y se haya criado a la sombra de los cerezos en flor a varios miles de kilómetros de nuestra provincia. Álvaro es muy nuestro y cocina junto a su socio Toshío, que este sí que sí no puede negar que ha nacido en Japón.

Ambos unidos han dado una vuelta a esta cocina oriental y han creado una nueva forma de entender y degustar la cocina japonesa para los paladares españoles. No hay más que echar una ojeada al interior del restaurante para hacernos la idea de que estos dos cocinedros han dado en la diana; el lleno por las noches es de lo más frecuente.

Si por algo Takumi se encuentra entre mis restaurantes japoneses preferidos es precisamente por esa ambigüedad culinaria que aquí se practica. Pues bien, Álvaro me ha roto los esquemas y realiza una correcta y muy honesta cocina nipona adaptada a nuestros gustos. Si alguien piensa que yo suelo salir a comer fuera para rendir un homenaje a determinado cocinero, se equivoca de todas todas. Cuando tengo ganas de rendir un homenaje, entonces lo que hago es meterme entre pecho y espalda un suculento arroz al horno hecho por mí y ya está. Yo en Takumi pretendo lo que pretenden todos los clientes de un restaurante: disfrutar comiendo.

La mejor base y fortaleza de esta casa reside en el culto al ingrediente que desde siempre se ha venido observando en Japón y que ahora trasciende a este establecimiento. Si los ingredientes no son buenos, la cocina no vale nada. Esto puede parecer una perogrullada, pero es lo que cabalmente lleva a cabo a diario ante los fogones Arbeloa, es decir, una calidad de producto incuestionable para poderla ofrecer casi sin adornos aromáticos o sápidos.

noticia relacionada

Otro de los cambios que he notado en mi última visita es el servicio, mucho más profesional, diligente, atento y discreto. Otro cambio tiene que ver con su carta de vinos, ahora nos encontramos una mayor variedad, y lo mejor de todo, diversidad y originalidad en las marcas. Pero el mejor de todos los cambios está relacionado con su carta, pues han incorporado dos menús degustación (Sakura y Fuji), donde buscan reflejar la esencia de su cocina en un solo menú. La aceptación ha sido muy buena, pues de esta manera se degusta lo mejor de Takumi en una sola cena o comida.

Estos cambios hacen de esta casa un lugar encantador.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate