Diario Sur

Málaga en la Mesa

¿BOCUSE DE LATA?

El mes pasado servidor se enteró por primera vez de la existencia de la llamada 'olimpiada gastronómica' bianual, el concurso Bocuse d'Or. Instaurado en 1987 por el gran cocinero francés Paul Bocuse, confieso que a primera vista el concurso parece colmado de desengaños e intereses creados.

La primera etapa, de ámbito nacional, culmina con la designación del cocinero que representará su país en la fase internacional. En la última edición el extremeño Juan Manuel Salgado Domínguez, del Restaurant La Plassohla (Hotel Ohla, Barcelona), ganó a representantes de todas las regiones españolas en el 'Bocuse d'Or España 2015', con su 'trucha ibérica de aquí y allá' y su 'cordero lacado con setas, trufas y más'.

Los concursantes españoles de este certamen suelen quejarse de que, mientras los cocineros de otros países reciben ayudas económicas, e incluso son pagados para competir, ellos tienen que ir buscando patrocinadores para sufragar los gastos de desplazamiento e incluso para comprar los ingredientes de sus platos.

El vencedor nacional Salgado compitió más tarde en la semifinal continental, el 'Bocuse d'Or Europa', celebrado en Budapest (simultáneamente se disputa el 'Bocuse d'Or Asia-Pacific', amen al 'Bocuse d'Or América'). En la capital húngara a los concursantes les fueron concedidas cinco horas para preparar dos platos clásicos del país, 'Esturión con su caviar 'y 'Ciervo rojo'. (Afortunadamente Salgado consiguió que alguien sufragara el costo del caviar.)

El ganador (¡sorpresa!) fue el húngaro. El resto de países mejor clasificados fueron Suecia, Francia, Singapur, Alemania, China, Bélgica, Suiza, Canadá, Finlandia, Dinamarca, Australia, Brasil, Japón, Noruega, Estados Unidos, Marruecos e Islandia.

Estos aspirantes llegaron a la esperada fase final, celebrada en Lyon hace unos días. ¿El plato designado? Pollo de Bresse con mariscos, típico de la región. EE UU, Noruega e Islandia se llevaron los premios, en ese orden. En las 15 ediciones del 'Bocuse d'Or' Noruega ha triunfado cinco veces y Francia ocho. España nunca ha estado ni siquiera entre las finalistas, y, como anécdota, consta que en la edición de 2013, el valenciano Evarist Miralles renunció a participar alegando problemas en su box de cocina, responsabilidad de la organización.

Con patrocinadores como Pommery, San Pellegrino, Wagyu, Dubouef, Laroche, Villeroy & Bosch, Renault y Nespresso, etc., parece que España no es exactamente el país con el perfil más indicado para encontrarse entre los galardonados.