Málaga en la Mesa

Adiós a un grande de la cocina tradicional

Elisa Cadenas y Juan Díaz. :: sur
Elisa Cadenas y Juan Díaz. :: sur

El restaurante Alborada de Benalmádena ha cerrado sus puertas, y desde que la noticia llegó a las redes sociales, centenares de clientes y profesionales de la gastronomía de la provincia comparten la noticia y dejan testimonios de cariño para Juan Díaz y Elisa Cadenas, la pareja, él en sala y ella en cocina, que ha sostenido durante 16 años uno de los mejores exponentes de la cocina tradicional en Málaga.

«Agradecemos a todos nuestros amigos, clientes y proveedores su confianza y cariño durante todos estos años; nos llevamos muy buenos recuerdos de momentos compartidos. Ha sido un honor para nosotros acompañaros diariamente. Todos estos momentos nos han aportado mucho crecimiento y un gran aprendizaje», expresaba la pareja en el comunicado difundido en su página de Facebook, donde añadían: «Aunque lo parezca, esto no es una despedida. Solo es un hasta luego; pronto tendréis noticias nuestras». «De momento estamos cerrando una etapa, pero la cocina y la restauración es nuestra vida y en ella nos quedaremos, pero con un modelo de negocio que no resulte tan absorbente, porque en los últimos años hemos hecho frente a algunos problemas de salud y queremos estar al nivel que los clientes merecen», comentaba Elisa Cadenas. Elisa Cadenas, una apasionada de la cocina hasta entonces amateur, y Juan Díaz, de familia de hosteleros, abrieron en 2001 Alborada, un restaurante centrado en la cocina tradicional con especial protagonismo del bacalao, las legumbres y los guisos con ingredientes de temporada. Han sido pioneros en la celebración de jornadas gastronómicas temáticas en la provincia y su cocina ha ido evolucionando sin perder las raíces en estos años.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate