Diario Sur
Málaga en la Mesa

¡Hoy cocinan los peques!

Los niños tienen multitud de recetas para hacer en la cocina.
Los niños tienen multitud de recetas para hacer en la cocina. / CRISTINA PELÁEZ
  • Recetas fáciles y divertidas para hacer en familia en cualquier momento y con ingredientes que se pueden comprar en cualquier tienda

Si te gusta cocinar, aquí traemos recetas fáciles con ingredientes que se pueden comprar en cualquier tienda y que seguro que encantarán a toda la familia. ¡Manos a la obra!

Empanadas de carne y queso

Ingredientes para 6 personas: 6 obleas grandes de masa de empanadillas La Cocinera, 3 salchichas de carnicería (pollo, cerdo o chistorra), 3 lonchas de queso, 1/2 vasito de tomate frito, 1 huevo, orégano, 1 lámina de papel de horno.

Con las obleas de empanadilla se pueden hacer muchísimas cosas. Aquí vamos a hacer empanadas parecidas a las argentinas pero con un sabor diferente, y mucho más finas y ligeras. Primero despegaremos las obleas, que vienen separadas por unos papeles finitos. Las sacamos y las extendemos separadas unas de otras sobre una mesa de trabajo. Doblamos las lonchas de queso para poder partirlas por la mitad. De cada loncha sacaremos dos mitades, las volveremos a doblar para hacer cuadraditos y pondremos un cuadradito en un lado de cada oblea, dejando sitio para poder doblarla y cerrarla sin que el queso asome. Con una tijera, cortaremos la punta de cada salchicha y apretaremos como si fuera un tubo para sacar la mitad de la carne, que pondremos sobre el queso. La otra mitad de la salchicha la vaciaremos en otra empanadilla. Cuando las tengamos todas preparadas, pondremos media cucharadita de tomate frito encima de cada empanadilla. No hay que pasarse para que el tomate no se salga. Para cerrar cada empanadilla, primero con el dedo mojado en un poco de agua repasaremos todo el filo, y luego las doblaremos formando medias lunas y las cerraremos muy bien apretando con los dedos o con la punta de un tenedor. En un cuenco batiremos el huevo, y con los dedos o con una brocha de cocina pintaremos cada empanadilla. Mientras, le pedimos a una persona mayor que encienda el horno a 200 grados de temperatura. Sobre la bandeja del horno pondremos un papel especial para hornear y pondremos las empanadillas encima con la parte pintada de huevo hacia arriba. Metemos las empanadillas al horno y las dejamos hacerse 12 minutos, hasta que estén doraditas. Las comemos calientes. Estas empanadillas al horno también las podemos rellenar con una mezcla de tomate frito, atún de lata escurrido y huevo duro, todo muy picadito.

Dip de queso y atún

Ingredientes para 4 personas: 1 tarrina de queso tipo Philadelphia, 1 lata de atún, 1 cebolla dulce, el zumo de medio limón. Para picar: Palitos de zanahoria, pimiento rojo, pepino y apio, piquitos de pan.

Primero tenemos que abrir la lata de atún y escurrir todo el aceite que trae. Luego volcamos el atún en un cuenco grande y lo desmenuzamos muy bien con ayuda de un tenedor. Si no te gusta la cebolla, no hace falta que la pongas, pero hay un tipo de cebolla, la blanca, que es dulce y no pica nada. Puedes usar esa para esta receta. Si vas a poner cebolla, pide ayuda a una persona mayor para picarla en trocitos muy pequeños. Ponemos la cebolla en el cuenco junto con el atún. Exprimimos también el medio limón. No hace falta que pongas mucho zumo, es solo para dar un toque. Abrimos la tarrina de queso y la volcamos en el cuenco. Mezclamos todo ayudándonos con el tenedor hasta que la pasta de queso quede blanda y se pueda volcar en el cuenco donde vayamos a servirla. Esta pasta de queso está muy buena con palitos de verduras (podemos pedir a una persona mayor que nos ayude a pelarlas y hacemos bastoncillos). También se puede comer con piquitos. Mojamos los piquitos o los palitos de verduras en la crema y ¡a disfrutar! ¡Ah! Y en vez de atún podéis usar jamón cocido, picado muy finito.

Ensalada de calabacín

Ingredientes para 4 personas: 2 calabacines medianos, el zumo de 1 limón, aceite de oliva virgen extra, sal.

Para que esta ensalada salga bien necesitamos un pelador de verduras. Con esta herramienta podemos hacer muchas cosas. Aquí lo que vamos a hacer, en lugar de pelar los calabacines, es usar el pelador para sacar láminas finas. El calabacín cuando está fresco es una verdura muy rica, nada amarga. Tenemos que lavar muy bien los calabacines, porque los vamos a usar con la piel. Luego, con cuidado pero firmemente, iremos sacando láminas con el pelador y las pondremos en una fuente de ensalada. Cuando el trozo de calabacín sea demasiado estrecho para seguir sacando láminas, lo dejamos. Lo que queda se puede usar para hacer otro plato. Una vez que tengamos las láminas cortadas, haremos el aliño. Para eso tendremos que exprimir el limón y ponerlo en un cuenco o en un tarrito pequeño de cristal que tenga tapadera de rosca. Luego añadimos sal y aceite de oliva virgen extra. Para las vinagretas se suele poner un poco más de aceite que de vinagre. Si lo hacemos en un cuenco, tendremos que batir con unas varillas o con un tenedor para conseguir mezclarlo todo. Si lo hacemos en el tarrito de cristal es más fácil y divertido, solo hará falta taparlo bien y agitar con fuerza hasta que el aliño se mezcle. Luego volcaremos el aliño sobre el calabacín, removeremos bien para mezclar y listo para servir.

Huevos a la flamenca

Ingredientes para 4 personas: 4 huevos, 2 chorizos de guisar, 1 lata de tomate frito, 1 lata de guisantes cocidos, aceite de oliva.

Si tenéis en casa cazuelitas individuales de metal o de barro para el horno, podéis usarlas, pero si no, usaremos una fuente de horno mediana. El resultado será el mismo. Antes de empezar el plato pondremos a calentar el horno a 220º y untaremos muy bien con aceite el fondo y las paredes de las cazuelitas. No hace falta poner mucha cantidad, pero si no engrasamos el molde, el plato se pegará. Una vez engrasados los moldes, abrimos la lata de tomate frito (o si tenemos, tomate casero) para cubrir el fondo. Luego abrimos la lata de guisantes, tiramos el líquido y repartimos bien los guisantes entre todas las cazuelitas, dejando unos huecos, como pequeños nidos, para poner los huevos. Los huevos es más fácil abrirlos en una taza. Cogemos cada huevo, le damos un golpe seco (fuerte, pero sin pasarse) y con las dos manos, separamos la cáscara y dejamos caer el huevo en la taza. Luego es mucho más fácil ponerlo sobre los guisantes. Hacemos la misma operación para abrir cada huevo. Finalmente, cortamos los chorizos en rodajas o en taquitos y los repartimos sobre cada cazuelita. Con ayuda de una persona mayor, metemos los huevos en el horno bien caliente y los dejamos hasta que la clara esté blanca. Para sacarlos del horno una vez listos también necesitamos ayuda, porque queman mucho. Si no nos gusta el chorizo podemos poner taquitos de jamón cocido o trozos de salchicha, y si preferimos otra verdura en vez de los guisantes, también podemos cambiarla: calabacines salteados, espinacas cocidas, un poco de pisto (en ese caso no ponemos el tomate frito), etcétera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate