Diario Sur
Málaga en la Mesa
La copa: El diablo

La copa: El diablo

  • Esta receta fue publicada por primera vez en 1946 en el libro de coctelería 'Tiki' de Trader Vic's, la biblia para muchos 'bartenders' y seguidores de este estilo tan particular de entender este arte gastronómico de la mixología

Aunque haya pasado algunas semanas buscando por la web los últimos eventos de coctelería acaecidos e interesantes, he podido encontrar hueco para traerles algunas recetas curiosas, en este caso una relacionada con Halloween y con el famoso Día de los Muertos que se celebra en México el día después, como es el El diablo, cóctel del que hoy les escribo.

Esta receta fue publicada por primera vez en 1946 en el libro de coctelería 'Tiki' de Trader Vic's, la biblia para muchos 'bartenders' y seguidores de este estilo tan particular de entender este arte gastronómico de la mixología. A pesar de que la receta del El diablo aparece en este libro, no queda claro que fuese inventado por el autor del mismo, y sí que era un cóctel creado para la celebración del Día de los Muertos en alguna fiesta.

El hecho de agregar crema de Cassis da ese toque sanguinolento que nos puede dar mucho juego en este tipo de celebraciones, aunque si realmente lo que buscamos, antes que la parte visual de la mezcla, son los sabores os recomiendo que elijáis bien los ingredientes y sobre todo su calidad. La crema de Cassis, como bien sabéis, es un licor de grosellas negras, que si en lugar de ser macerado con este tipo de bayas de forma natural, simplemente escogemos algún licor con adicción de colorantes y saborizantes, el resultado en nuestro coctel será poco atractivo al paladar.

Preparación:

Añadiremos en la coctelera 60 ml. de tequila, 20 ml. de Cassis y el zumo de un limón. Agitaremos y serviremos pasando por un colador, en un vaso Collins, añadiendo unos 3 trozos de hielo. Completaremos nuestro coctel con Ginger Ale.

Ingrediente principal:

Uno de los grandes tequilas de lujo en el mercado y la joya de la corona de esta marca, elaborado con ágaves azules que han sido seleccionados y plantados en las zonas más altas de Atotonilco y envejecido durante cinco años en barricas de roble blanco americano. Este tequila extra añejo podríamos describirlo como exquisito y sofisticado en su paladar, con aromas maduros a madera y ágave cocido, con recuerdos cítricos, a vainilla, almendra y chocolate. Un tequila exclusivo que todavía no ha llegado a España y que solo algunos privilegiados han podido disfrutar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate