Málaga en la Mesa

Diez recetas irresistibles con las que tus hijos querrán comer fruta

Diez recetas irresistibles con las que tus hijos querrán comer fruta
  • Debe ser una pieza fundamental en la alimentación infantil. Pero lograr que se la tomen implica en muchos casos una auténtica guerra doméstica. ¿Un truco? Presentársela de forma divertida y apetitosa. Estas diez ideas son facilísimas de copiar en casa...¡y funcionan!

Para muchos padres forma parte de su batalla diaria con los pequeños de la casa. Y es que aunque la fruta es un alimento imprescindible en la dieta de los niños, lograr que se la tomen sin rechistar es -salvo excepciones- una misión casi imposible. Dice la sabiduría popular que si no puedes con tu enemigo te alíes con él. Y es este caso la mejor estrategia, según plantean los expertos en nutrición, pasa por plantearle la ingesta de frutas como un juego.

¿Cómo hacerlo? Es más sencillo de lo que en frío puede parecer: basta con idear una presentación atractiva que les entre por los ojos y les despierte su curiosidad. Y es que los llamativos colores de estos alimentos permiten crear pequeñas obras de arte comestible a las que no podrán resistirse: gusanos, mariposas, tortugas, leones, pollitos, barcos pirata, caracoles, conejos, ramos de flores...¡Y hasta una pizza! Solo hay que echarle un poco de imaginación...y si te falta solo tienes que leer este artículo. ¡Toma nota y manos a la masa!:

1. Un pollito de piña en almíbar

La receta no puede ser más sencilla...¡y vistosa y divertida! Solo hace falta una rodaja de piña en almíbar de base, una fresa para la cresta y dos uvas negras pequeñas (también podrían ser arándanos) ¡y casi listo! Para rematar queda hacer un pequeño triángulo y unas patas con naranja.

2. Un león de piña y mandarina

Este plato es ideal para servir de postre para toda la familia al centro de la mesa. E igual de fácil de elaborar. Se necesitan un par de mandarinas -para hacer la cabellera con los gajos-, un par de uvas (o arándanos) para dibujar los ojos y la boca y un triángulo de naranja para la nariz. Al centro va una rodaja de piña, de base de los ojos y a modo de orejas varias rodajas de plátano y un poco de cebollino para los bigotes...¡y voilá! El resultado es una divertida macedonia de frutas. ¡Un plato divertido, bonito y, lo más importante,muy nutritivo al que les costará resistirse!

3. Un simpático conejo de manzana y plátano.

Este simpático conejito de fruta se monta en solo unos minutos: está hecho con una rodaja de manzana para la cara, medio plátano cortado a la mitad para las orejas, frutos rojos diferentes para ojos y hocico y unos hilos de zanahoria para los bigotes. ¡Y el resultado es espectacular!

4. Mariposa de uvas y naranja

Menos es más...al menos en esta presentación. Súper lucida y con solo dos ingredientes. Para copiar esta bonita mariposa solo necesitas naranjas (cuatro para las alas y dos palitos finos para las antenas) y cinco uvas verdes colocadas en hilera.

5. Una divertida tortuga de manzana y uvas

Si tenéis únicamente fruta verde, toca echar imaginación y pensar animales de estos tonos: cocodrilos, lagartos, iguanas, dinosaurios...o tortugas como la de la foto. No es cuestión de tener que comprar fruta específica sino de aprovechar lo que hay en casa para idear un personaje fácil de hacer. En este caso lleva una base redonda de manzana y uvas cortadas por la mitad. Receta de Pequeocio.

6. Caracol de plátano y pan de molde

Esta presentación es perfecta para una merienda, ya que también lleva una rodaja de pan de molde cortada en forma de círculo. Para dibujar la casa del caracol puede usarse un sirope (en este caso se ha hecho con uno de fresa pero podría hacerse con otro de caramelo o chocolate). La receta se completa con un plátano y unas galletitas saladas en las antenas. ¡Prepárala con los niños y se lo pasarán en grande! Vía Canadian Famili

7. Un vistoso pavo real con pera, uvas y arándanos

La presentación de esta receta es espectacular. Y aunque pueda echar para atrás por parecer más laboriosa se hace en unos minutos. La única complejidad es cortar las uvas por la mitad. El resto del montaje es rapidísimo y seguro que a los peques de la casa les encantará. Para copiarla se necesita una pera (que hace de cuerpo cortada también por la mitad) y uvas verdes que dibujan el plumaje del animal combinadas con arándanos. El pico y las patas son de zanahoria.

8. Brocheta de flores de frutas

A veces el secreto del éxito de las brochetas de frutas está en la presentación. Combinando los colores de las frutas podéis crear por ejemplo un jarrón precioso como éste, solo tenéis que cortar las que usaréis para la flor, en este caso piña, con un cortador de galletas. El de arriba lleva también arándanos y uvas.

9 Una apetitosa pizza de frutas

Seguro que no se os había ocurrido antes, pero esta forma de presentar la fruta resulta muy vistosa y sorprenderá a los invitados en casa. ¡No hace falta que sean niños! La base está hecha de sandía, cortada en triángulos de grosor medio, y sobre ella puede ponerse toda la fruta que se quiera troceada. En este caso se ha elegido kiwi, fresas, arándanos...es cuestión de aprovechar lo que quede en la nevera. Por encima, un poco de queso rallado que no le va mal a la fruta a modo de adorno. ¡El éxito está asegurado!

10 Piruletas de plátano bañadas en chocolate

Estas piruletas de plátano y chocolate son ideales para aquellos a quienes les cuesta tomar fruta. Además si son chocolateros les costará resistirse. Es facilísima y a los niños les encantará. Solo se necesitan un par de plátanos a rodajas de grosor medio de 1 cm aproximado -no demasiado finas para evitar que se partan-, chocolate fondant y unos tenedores o palillos de madera. Derretimos el chocolate al baño maría o en el microondas y se sumerge cada piruleta de plátano hasta la mitad. Acto seguido se colocan sobre una fuente cubierta con papel de horno para que se sequen. Cuando el chocolate se solidifique por completo estarán listas para tomar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate