Diario Sur
Málaga en la Mesa

Comienza la campaña del huevo de toro con las mejores expectativas hasta la fecha

El tomate huevo de toro era el bueno, el que los agricultores se quedaban para consumir
El tomate huevo de toro era el bueno, el que los agricultores se quedaban para consumir / I.G.
  • El reconocimiento del producto por los expertos gastronómicos y la posible mejora de la distribución, las claves para este año

A pesar de que la riqueza gastronómica en la provincia de Málaga, y concretamente en el Valle del Guadalhorce, siempre ha sido más que relevante, los productos de la huerta malagueña han tenido en los últimos tiempos una valoración aún mayor; una situación que se desprende de iniciativas como Sabor a Málaga, pero también por la buena salud que la gastronomía en sí misma tiene en el territorio nacional. Una de estas 'joyas' redescubiertas en estos años ha sido el tomate, y más concretamente la variedad huevo de toro, que se complementa con otras subvariedades y que ya han sido calificado por los expertos como "los pata negra de los tomates". En concreto, el producto tiene el nombre de solanum lycopersicum. Están cultivados al aire libre -aunque ya empiezan a producirse en invernadero-, y presentan una imagen grande. Son tomates carnosos, de forma acorazonada, piel fina, color rojo intenso con venas interiores y madurados en la mata. Por ello, podrían llamarse tomates carne de toro porque cuando alcanzan la plena madurez al corte presentan un aspecto "rojizo carnoso" debido a su alto contenido en licopeno, poderoso antioxidante.

La temporada de recogida de esta variedad ha dado comienzo esta mañana, y desde el Grupo de Desarrollo Rural habían organizado una jornada en la que propietarios de restaurantes, expertos gastronómicos y agricultores han visitado dos fincas de productores de esta variedad, y que han desentrañado algunos de los secretos de esta variedad exclusiva de la zona. Expertos como Sebastián Hevilla han explicado que se trata de una variedad de crecimiento lento, poco productiva en relación con otras híbridas que, precisamente por ello, acumula más azúcares, minerales y demás oligoelementos. En cuanto a su distribución fuera de la comarca, la problemática radica en su debido en su fragilidad, aunque ya se están buscando formas de poder transportarlo a mercados más amplios, señala Hevilla. Además, se trata de un tomate cuyo peso oscila entre 300 y 600 gramos, aunque no es difícil hallar alguno con casi un kilo en total.

Los agricultores jóvenes se están lanzando a por este tomate

Los agricultores jóvenes se están lanzando a por este tomate / I.G.

"El tomate huevo de toro era el bueno, el que los agricultores se quedaban para consumir, pero no para vender". Esta es la introducción que ha hecho esta mañana el propio Sebastián Hevilla, un hecho que de por sí ya evidencia la calidad del producto. Desde hace poco más de cuatro años el Grupo de Desarrollo Rural del valle del Guadalhorce se marcó entre sus objetivos la recuperación de uno de los productos más valorado de la huerta del Guadalhorce. En ese empeño, aseguran, "emergió la figura del tomate variedad huevo de toro, que tiene en Coín su principal centro de producción y que ha causado sensación entre aquellos que lo han probado". Por ello desde el GDR, así como desde el Ayuntamiento de Coín, se comenzó a promocionar con catas en las ferias y cursos de formación; así como en el desarrollo de nuevas formas de distribución.

Aunque esta mañana no se ha ofrecido un número concreto de kilos que se podrán vender este año, sí han reconocido que cada vez son más los agricultores, "especialmente jóvenes", que se están lanzando a por este tomate. Las expectativas son muy positivas, y el reconocimiento del producto, "que aumenta año tras año", son las mejores cartas con las que juegan estos productores para los próximos meses. Aún así, esta primavera se ha podido encontrar esta variedad en algunos -pocos- comercios, aunque cultivados invernadero, y con un precio de al menos 2,5 euros el kilo. En cuanto al precio de mercado de esta próxima campaña, los productores prevén que se acerque a los dos euros el kilo, dependiendo de cuánto cueste la distribución.

Temas